El director General del organismo recaudador de impuestos, derechos de Aduana y de aportes y contribuciones a la Seguridad Social se refirió el lunes, en la que se descuenta fue la última conferencia al frente de la AFIPal rol del ente “como ejecutor de las políticas públicas y de facilitarle las opciones de pago a los contribuyentes”.

Sobre esa base, y ante la consulta de los medios en el encuentro mensual en que el presenta los datos de recaudación del mes previo del que participó Infobae, Leandro Cuccioli respondió que sí a la pregunta: ¿Está dispuesto a seguir en el organismo después del 9 de diciembre? Pero rápidamente agregó: “Todo Presidente tiene derecho a trabajar con el equipo con el que se sienta más cómodo, por eso le presentaré la renuncia a Alberto Fernández, aunque mi nombramiento por decreto presidencial de Mauricio Macri vence el 31 de diciembre de 2020”.

– ¿Aceptaría completar el mandato si se lo pide el presidente electo?

– Sí, porque creo que es muy importante que el organismo tenga un desempeño independiente del poder político. Lo importante no es el director general de la AFIP sino el gran equipo técnico de colaboradores en todas las áreas, con muchos años de carrera en la DGI, Aduana, Seguridad Social. Lo único que nos va a hacer progresivos en la recaudación (cobrar más al que más tiene) es aumentar productividad para bajar evasión, principalmente en el IVA.

Al respecto, Cuccioli mostró un gráfico en el que destacó no sólo cómo se ha logrado en los últimos 2 años reducir de 356 horas a 322 horas el tiempo que le lleva a un contribuyente cumplir en el año con sus obligaciones tributarias, entre llenado de formularios, presentaciones y pago de las declaraciones juradas mensuales, sino también la reducción estimada en el cobro de IVA desde un promedio de más de 36% del potencial a 31,5% en 2018, “aunque en 2019, por efecto de la recesión, es probable que haya crecido un poco”, aclaró.

Signos de la tarea de los últimos años

Signos de la tarea de los últimos años

Contacto con el nuevo equipo

– ¿Recibió a quien se menciona como su sucesora a partir del 10 de diciembre, Mercedes Marcó del Pont (ex presidente del Banco Central de la República Argentina), o de quienes serían sus colaboradores más cercanos?

– Aún no. Como observo en otras áreas de Gobierno, no hubo transición aún, pero la postura es la de siempre, estar abiertos a todo tipo de consultas, acá se ha venido trabajando con absoluta transparencia.

De ahí que Leandro Cuccioli y su equipo de colaboradores no sólo han seguido trabajando en sus diferentes áreas con el objetivo de aumentar la recaudación, en noviembre superó todas las expectativas de la mano de las liquidaciones extraordinarias de las liquidaciones de los exportadores de la economía pampeana, sino también en los objetivos para el próximo año, dentro del Plan Estratégico 2019-2023, cuyos ejes estratégicos son: fortalecer el control; facilitar el cumplimiento; incrementar la capacidad operativa y fortalecer la cultura tributaria.

En esa línea, el director general de la AFIP, junto a todo su equipo de inmediatos colaboradores, presentó a la prensa el “calendario de actividades y el plan de inversión 2020”, el cual prevé elevar la nómina de personal de 21.920 a fines de este año a 22.391 el próximo, distribuidos en unas 500 delegaciones en todo el país, aunque aún se mantendría levemente por debajo de los 22.680 heredados en 2015 y más aún respecto del pico de 23.269 que había alcanzado seis años antes (2009), y destinar el 4,4% de los recursos, en comparación con sólo 1,1% de este año, a la “modernización de las herramientas de trabajo y mejora de la infraestructura edilicia”.

Fuente: AFIP

Fuente: AFIP

– ¿Cree que una nueva gestión en la AFIP compartirá ese plan, que grado de inercia tiene como para poder interrumpirlo?, preguntó Infobae.

– Claramente, se trata de un programa en el cual hay muchos tramos que están en estado de licitación, con adjudicación prevista en el primer semestre de 2020, y por tanto puede ser interrumpido. Pero creo que sería un gran retroceso, porque volverlos a poner en funcionamiento será más complejo, porque hay detrás una tarea de preparación muy extensa y exigente, para que luego no falle en ninguna etapa. Se trata de un plan para el año próximo de más de $3.000 millones, sólo en la mejora de la capacidad de procesamiento del centro de cómputos: $2.180 millones en hardaware y software; $509 millones en switches, routers y servidores; y $202 millones en scanners en Aduana.

Hay mucho por hacer en materia de seguridad de la información tributaria; la prevención del lavado de dinero; análisis de datos; fiscalidad internacional contra la evasión inteligente; identificación de grandes contribuyentes, hasta ahora se focalizaba en el área metropolitana, pero ese necesario extenderla a nivel regional, y también a los individuos de alto patrimonio. Todo eso se puede hacer cuando hay recursos, y se tiene un equipo técnico, desconectado del poder político, en particular los equipos de las segundas y terceras líneas de la AFIP.