Buenos Aires, Argentina
02/07/2020, 12:39 pm
Nuboso
8°C
Sensación térmica: 7°C
Presión: 1020 mb
Humedad: 68%
 

El Indec registró en marzo un comportamiento dispar en los grandes centros comerciales del país. Abril habría resultado peor

Con apenas 11 días de restricciones para la movilidad de las personas, y cierre de muchos comercios por las medidas de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio que dispuso un decreto de necesidad y urgencia del Presidente de la Nación, en marzo las ventas a precios corrientes en el conjunto de las cadenas de supermercados relevadas por el Indec sumaron un total de $86.773,4 millones, un 69,7% más que un año antes, en un escenario donde el promedio de precios al consumidor se elevó poco más de 48 por ciento.

De ahí surgió, en la estimación del organismo oficial de estadística un crecimiento a precios constantes de 10,7% respecto a marzo de 2019.

Claramente, la incertidumbre provocada por los efecto del ASPO y su extensión en el tiempo determinó compras preventivas en el último tercio del mes, en particular por parte de la población que contaba con recursos monetarios excedentes en el último tramo del mes.

Fuente: Indec

Fuente: Indec

Los medios de pago más utilizados en este canal fueron la tarjeta de crédito, con 39,3% del total y un crecimiento nominal de 90%; seguido por efectivo 30,8%, aunque aumentó menos que el promedio general, y la tarjeta de débito bancario 26,2%, en este caso con un incremento nominal de 65,9%. Los cupones de los establecimientos y otras opciones significaron el 3,6% restante.

Por el contrario, diferente fue el caso de las operaciones en los grandes centros de compras que incluyen lugares de recreación y patio de comidas. Allí el Indec registró ventas totales por apenas $7.860,7 millones, con una disminución de 32,9% respecto al mismo mes del año anterior; equivalente a una contracción de 56,6% en cantidades en comparación con igual mes del año anterior.

Fuente: Indec

Fuente: Indec

El panorama fue notablemente peor en abril, por el doble efecto de la extensión de la cuarentena y las severa limitación a la movilidad de los consumidores, y de la pérdida de ingreso de los amplios sectores vinculados con el comercio, las pymes y empresas que debieron acordar suspensiones y rebaja salariales, por efecto de la parálisis plena de sus actividades.

Preferencias de los consumidores en tiempos de pandemia

En el primer módulo de cuarentena dispuesto por el Gobierno nacional, los rubros más activos en la demanda por parte del público en general fueron, medidos en valor de las operaciones los vinculador con “almacén”, se elevaron 94,7% en comparación con un año antes; le siguieron con crecimientos similares por arriba de 85% artículos de limpieza y perfumería; verdulería y frutería, y lácteos.

Por el contrario, cayeron brutalmente las compras vinculadas con ropa y textiles para el hogar, y en menor medida bebidas, principalmente alcohólicas.

La cuarentena volvió una gran cantidad de productos muy necesarios, pero a otros completamente prescindibles, según un estudio de Scentia, daba cuenta un informe de Infobae un par de semanas atrás.

En el caso de los artículos prescindibles, el Indec registró en marzo singulares caídas en valores nominales en las ventas en el conjunto de shopping, en particular en lo que respecta a diversión y esparcimiento 54,4%; indumentaria, calzado y marroquinería 37,7%; amoblamientos y ropa y accesorios deportivos con bajas de más de 32%, nominal.

También se desplomaron las compras de juguetería, electrónicos, electrodomésticos, e incluso artículos de librería y papelería, pese al inicio de clases, el cual, rápidamente se interrumpió.

El primer trimestre cerró con un repunte de ventas en términos reales de 4,8% en el conjunto de supermercados, claramente traccionado por el excepcional marzo, pero que no se habría sostenido en abril y mayo; en tanto se contrajo 18,3% en el agregado de los grandes centros de compras, los cuales acusarán el peor segundo trimestre de sy historia con la extensión de la cuarentena y cierre puertas, al menos, hasta la primera semana de junio.