El equipo económico que integran los ministros Santiago CafieroMartín Guzmán y Matías Kulfas ya comienza a disfrutar de los beneficios del Reperfilamiento de la deuda pública que como herencia le dejó el ex ministro de Economía, Hernán Lacunza.

En exactamente una semana los dos primeros volvieron a modificar las partidas presupuestarias para lo que resta de 2019, ahora para generar un ahorro transitorio por $106.180 millones, de los cuales comenzarán a usar desde hoy $20.000 millones que se destinaron a reforzar la caja de la Anses, que ayudarán a concretar el pago de los bonos a parte de los jubilados y perceptores de la Asignación Universal por Hijo.

Así lo establecieron a través de la Decisión Administrativa 2 que publica el Boletín Oficial con la firmas del Jefe de Gabinete de Ministros y el Ministro de Economía.

Según detallan los ministros en el Anexo I, con 11 folios, las modificaciones presupuestarias corresponden al refuerzo en $50 millones de la partida de gastos de la Anses para cancelar deudas previsionales del Servicio Penitenciario Federal, por actualización de retroactivos; $20.000 millones para reforzar la caja del organismo para hacer frente a los Bonos de $5.000 para jubilados que perciben hasta $19.067 millones y $2.000 de la AUH$2.200 millones para “Relaciones con las Provincias y Desarrollo Regional”, por parte del Ministerio del Interior.y $86.000 millones de ahorro transitorio por el reperfilamiento de la deuda.

En esa línea, hoy el Boletín Oficial publicó el Decreto 73 que reglamentó los pagos del bono especial a jubilados y pensionados.

De este modo, desde que asumió Martín Guzmán como ministro de Economía dispuso un ahorro neto en el Presupuesto 2019 por unos $66.000 millones, equivalente a un poco más de USD 1.000 millones.

Sin embargo, se trata de un ahorro transitorio, porque la persistencia del escenario recesivo, junto con el debilitamiento de la recaudación de la AFIP que provocaron las liquidaciones anticipadas de exportaciones del complejo oleaginoso, y el aumento estacional del gasto salarial y previsional, determinarán incrementos de gastos en los próximos días por un monto varias veces superior.

De ahí la premura porque el Congreso votara con extrema urgencia la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, aunque aún no se publicó en el Boletín Oficial las reglamentación de los diferentes capítulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *