El Ministerio de Hacienda comunicó que en febrero el movimiento de las cuentas del Sector Público Nacional, base caja, registró un déficit de $26.746,8 millones, superó en 60,7% el rojo que se anotó un año antes.
Semejante incremento del saldo negativo en poco más de $10.100 millones fue la consecuencia de recursos totales que se elevaron 35,6%, mientras que el gasto primario, antes del pago de los intereses de la deuda pública, se expandió 39,1%, en ambos casos con subas superiores a la tasa de inflación que se estima se ubicó en torno a 34 por ciento.

Al considerar el pago de intereses de la deuda pública, Hacienda registró un déficit financiero de $29.999,8 millones, 46,1% más que un año antes.

En febrero se anotó una brecha negativa de 3,5 puntos porcentuales entre el aumento de los recursos y la expansión del gasto público

NO SE ADVIERTE UN SENDERO DE BAJA DEL DÉFICIT FISCAL
En el segundo mes de Nicolás Dujovne al frente del Ministerio de Hacienda no se advierte un cambio de tendencia en el hasta ahora indomable déficit fiscal, principal causa de la alta inflación y del creciente endeudamiento del gobierno nacional.
El Informe de Ingresos y Gastos que acompaña el resultado de las cuentas fiscales reseña que “con respecto al gasto primario, en primer lugar, se destaca el incremento de 47,1% interanual en las ‘Prestaciones Sociales’. Ello fue determinado, esencialmente, por los mayores pagos en concepto de ‘Jubilaciones y pensiones contributivas’, ante el ajuste bianual aplicado a estos haberes por ley de movilidad (con impacto simultáneo en las ‘Pensiones no contributivas’), como así también por los progresivos efectos derivados de la Ley 27.260 en relación al Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados”, estos se cubren con recursos extraordinarios considerados como corrientes.

Hacienda atribuye el desvío fiscal al aumento de las “Prestaciones Sociales”

Entre el resto de los programas con finalidad social, sobresalió en febrero “la suba anual de 65,5% en ‘Asignaciones Familiares’ (incluyendo a la Asignación Universal por Hijo para Protección Social-AUH y por Embarazo) por igual criterio de movilidad aplicado sobre las mismas que el calculado para las prestaciones previsionales del SIPA-Ley 27.160, además de la ampliación del beneficio de las Asignaciones Familiares a los trabajadores inscriptos en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo) a partir de mayo de 2016 (Decreto N° 593/2016), y el aumento del tope salarial para poder percibir las Asignaciones Familiares. Asimismo, con finalidad social, se destacan las subas originadas en las diversas coberturas asistenciales administradas por el INSSJyP (ex-PAMI)”.
En segundo término Hacienda distinguió “los gastos de capital al registrar un aumento de 64% anual”, principalmente en los programas vinculados a vivienda y urbanismo que se incrementaron 289,5%; educación 95,3%; transporte 41,4% y seguridad interior”.
También, resalta que “las transferencias corrientes a otros niveles de gobierno continúan exponiendo un alto dinamismo (prácticamente 300%, producto principalmente de las mayores asistencias financieras dispuestas en educación a través del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), y en seguridad social para ser destinadas a las cajas jubilatorias provinciales.
El gasto en remuneraciones aumentó casi cinco puntos porcentuales menos que la tasa de inflación en los pasados doce meses
Por el contrario, el gasto en funcionamiento, principalmente “Remuneraciones”, acusó un aumento de 29,3%, casi seis puntos menos que la tasa de inflación.
También declinaron en términos reales por segundo mes consecutivo los subsidios económicos: “En los primeros dos meses del año tuvieron un crecimiento nominal de 10,9% anual. Los destinados al sector energético cayeron 12,2%, mientras que los de transporte crecieron 27,7% anual”.

ELEVADO DESEQUILIBRIO EN EL BIMESTRE
En consecuencia, Hacienda registró en el acumulado de enero a febrero un saldo negativo primario de $23.159,6 millones, se elevó 45,6%, producto de ingresos que se incrementaron 38%; y gastos que aumentaron 38,5 por ciento.
Cabe recordar que en 2016 el PBI creció en valores nominales 37,6%, de ahí surge de un nuevo aumento del rojo fiscal respecto de esa variable.
El déficit fiscal del bimestre creció más de 10 puntos porcentuales que la proyección del PBI
El resultado financiero acumulado, en tanto, registró un déficit de $35.555,7 millones, se amplió 56,4% en comparación con el nivel de igual período del año anterior.
Frente a semejante desvío, el gobierno nacional deberá encarar una severa austeridad en los próximos meses para no sólo poder cumplir con las metas trimestrales que se fijó el nuevo ministro, sino también para poder exigir a los ministros provinciales para que honren el compromiso firmado en las últimas semana de austeridad fiscal.

LA LECTURA DE HACIENDA
“Seguimos reorientando el gasto público de acuerdo a nuestras prioridades. Destinamos cada vez más recursos en mejorar la infraestructura del país, con más obra pública, y la situación de aquellos sectores más vulnerables. De cada $4 nuevos que se han gastado en lo que va del año, $3 los destinamos a obra pública y prestaciones sociales. Y de a poco vamos gastando menos en subsidios económicos. Todo ello en un marco de previsibilidad y consistencia que nos dan las metas fiscales”, explicó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El titular del Palacio de Hacienda, Nicolás Dujovne, detalló que “el gasto de capital creció 64% en relación a febrero del año pasado, destacándose el incremento en la construcción de viviendas sociales, escuelas y jardines, y transporte, como la ampliación de la red de autopistas y la mejora de los trenes. En el mismo sentido, el gasto en prestaciones sociales creció 47% anual, el cual incluye el gasto en jubilaciones, que creció 49%, y la Asignación por Hijo y Familiares, que crecieron 66 por ciento”.
En cuanto al resultado fiscal, el ministro explicó que “el resultado primario alcanzó en los dos primeros meses del año un déficit de $23.200 millones, siendo consistente con nuestra meta trimestral de $58.500 millones para el primer trimestre”.
En marzo de 2016 el rojo fiscal primario fue de $30.003 millones, de ahí que para poder cumplir con la primera meta para el corriente año, marzo debería cerrar con un déficit no mayor de $35.350 millones, esto es un 18% más.
De todas maneras, el ministro destacó en la presentación de las pautas para todo el ejercicio que “los desvíos en un período podrían compensarse en los siguientes”, de ahí que para poder determinar el cumplimiento de la meta habrá que esperar hasta los primeros meses del año próximo.

Por Daniel Sticco