El avance de la pandemia sobre suelo argentino aún no se detuvo, y por tanto tampoco el crecimiento de las partidas de emergencia en el presupuesto provisorio 2020, el cual se apoya en las previsiones del año anterior, en un escenario en el que en todo el mundo se vaticina una recesión generalizada, y por tanto de debilitamiento de las fuentes de ingresos fiscales.

Desde que se desató el Covid-19 el Gobierno nacional anunció diversas medidas de contención social y ayuda humanitaria, pero no habían sido formalizadas a través de modificaciones presupuestarias.

Recién hoy lo hicieron los ministros Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y de Economía, Martín Guzmán, a través de la publicación en el Boletín Oficial de la Decisión Administrativa 443, la cual consta de 102 folios, que autoriza en términos netos un aumento del gasto total autorizado a gastar en 2020 por $55.850 millones, pese a que disponen de recursos adicionales por apenas $222 millones. La diferencia se cubrirá con “fuentes financieras” -endeudamiento- de la Tesorería General de la Nación.

De ahí resulta la virtual licuación a cero del resultado primario previsto en $70.993 millones, y el incremento del déficit total esperado para todo el ejercicio por parte de la Administración Central a poco más de $954 mil millones, sobre un total de ingresos proyectados cercano a 4 billones de pesos.

El desglose de la reasignación y aumento neto de las partidas presupuestarias, principalmente a favor de los Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Daniel Arroyo, y del Ministerio de Salud, encabezado por Ginés González García, permitió detectar que las mayores partidas aprobadas en esta oportunidad se desagregan en:

* Ministerio de Desarrollo Social, Políticas Alimentarias: 38.688 millones de pesos;

* Ministerio de Salud, Funcionamiento Hospital de Cuenca Alta Néstor Kirchner $4.325 millones; Prevención, Control e Investigación de Patologías en Salud $1.512 millones; Adecuación Sala de Angiógrafo, Sala Técnica y Sala de Comando, Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas $892 millones; Regulación de la Ablación e Implantes $897 millones; Readecuación de Red de Gas Troncal e Interna en los Barrios del Hospital Nacional Dr. Baldomero Sommer $474 millones, entre otras partidas adicionales;

* Tesorería de la Nación, Asistencia Financiera a Empresas Públicas y Otros Entes de la Secretaría de Minería $1.190 millones;

* Presidencia de la Nación, Agencia Nacional de Discapacidad, Atención Médica a los Beneficiarios de Pensiones no Contributivas $3.897 millones;

* Ministerio del Interior, Iniciativas Complementarias $5.760 millones;

* Reasignación de partidas: Jefatura de Gabinete cede $1.135 millones al Ministerio de Cultura del área de Formulación de iniciativas para la Implementación de Expresiones Federales, para ese destino.

Nuevos refuerzos presupuestarios

Los últimos anuncios del presidente Alberto Fernández sobre política asistencial en la emergencia por los costos sociales y manejo de crisis derivado de la presencia del coronavirus hacen prever que nuevas autorizaciones de gastos presupuestarios, para:

* Partida de $10.000 por única vez para el plan Ingreso Familiar por Emergencias; comprende a trabajadores de la economía informal, monotributistas de las categorías más bajas (A y B) y empleadas domésticas, registradas o no. En todos los casos quedarán excluidos del beneficio quienes convivan con personas que cuentan con ingresos estables, ya sea porque acceden a un salario público o privado, o son monotributistas de categorías superiores a las dos primeras;

* Partida de $5.000 por beneficiarios para los meses de abril a julio, como Asignación estímulo a la efectiva prestación de servicios de salud, a cargo del Estado Nacional, según se reguló a través del Decreto 315 publicado en el Boletín Oficial de Hoy.

* Subsidio de tasas de interés para el pago de sueldos por parte de las pequeñas y medianas empresas.