Resultado (1): Previsible, pero con una impactante reducción de la diferencia de votos, imprevista por todas las encuestas (Promedio era de 22 puntos porcentuales y fue de 8 pp). ¿Causas?

(1) No se tuvo en cuenta el aumento el aumento de votantes. Sufragaron casi 5 pp más de ciudadanos, más los votos del exterior, mayoritariamente para Mauricio Macri.

(2) la transferencia de votos de las PASO a las Elecciones Generales de Roberto Lavagna, José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión a Juntos por el Cambio fue dos veces mayor de la estimada (los encuestadores dijeron que de cada 3 votos que perdían estos candidato, 2 iban hacia Alberto Fernández, cuando fueron a Mauricio Macri.

(3) La mejora en la fiscalización fue impresionante. Más de 180.000 fiscales tuvo el macrismo, un récord para cualquier fuerza no peronista.

Resultado (2): Mientras Mauricio Macri sumó 2,7M de votos, Alberto Fernández sólo incrementó en 660.000 su caudal de sufragio. Por su parte, María Eugenia Vidal recordó en 0,7M de votos la diferencia con Axel Kicillof y terminó sacando más sufragios que Mauricio Macri en la Provincia de Buenos Aires, pese al fuerte corte de boleta en su contra en muchos distritos. Mauricio Macri creció, también, en cantidad de votos respecto de 2015; pero ahora, el panperonismo fue unido (massismo y kirchnerismo), mientras que el antikirchnerismo fue dividido en cuatro fuerza.

Resultado (3): Impecable elección hizo Horacio Rodríguez Larreta. Evitó el balotaje (como Fernando de la Rúa y Aníbal Ibarra, en su momento). Tiene todo para intentar conducir lo que fue “Cambiemos”. Matías Lammens encarnó el antimacrismo, un sentimiento que crece elección a elección, por el desgaste natural de 12 años de gestión y 4 más que comienzan en Diciembre. Sin duda, el macrismo debe “airearse” para poder retener la Ciudad de Buenos Aires dentro de 4 años.

Resultado (4): Si Mauricio Macri, Roberto Lavagna, José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión hubiesen ido unidos, casi se hubiese repetido el resultado del balotaje de 2015. En la división estuvo la derrota. Y ese es otro dato clave: Pese a 40% de pobreza, 50% de inflación anual, devaluación del 50% en pocos meses y casi 4 años de recesión, el antikirchnerismo (encarnado por Mauricio Macri) sigue teniendo 40% de votos.

Resultado (5): En números. Roberto Lavagna perdió 332.000 votos respeto a las PASO, mientras que los otros 7 frentes que participaron de las Primarias, de los cuales 4 quedaron en el camino, perdieron casi 850.000 sufragios. Por su parte, los votos nulos o en blanco, cayeron a la mitad, casi 1,2M de votos menos. Allí está la diferencia.

Participación: Fue uno de los tres récord históricos (80,86%), lejos del 83% que quería Mauricio Macri, pero en línea con el 81% de 2015. ¿Chances de que esto se repita? Proporcionalmente al peligro que intuyan las Clases Alta y Media que puede haber en otro mandato kirchnerista. Para eso habrá que esperar llegar a otra crisis terminal.

Redistribución del Poder Legislativo: Pese a que faltan los números finales, en principio, “Cambiemos” sigue como 1° bancada minorista, por lo menos, por ahora (se espera que muchos Diputados lavagnista, espertistas y centurionistas “salten” al panperonismo o se conformen monobloques “alquilables”. Recién para Marzo o Junio del año que viene, vamos a ver cómo quedaron realmente conformadas las bancadas de cada fuerza. El Senado es “coto de caza” de Cristina Fernández.

Aceptación de la Derrota: Mauricio Macri, muy moderado e invitando al Ganador a desayunar a la Casa Rosada (no la Quinta de Olivos; ratificando el acto formal institucional, no la cesión del poder), María Eugenia Vidal aceptó la derrota, mencionó 1 vez al Ganador, no lo invitó a desayunar y confirmó que seguirá haciendo política en la Provincia de Buenos Aires (mantuvo la estética alternativa que mostro en el cierre de campaña).

Discurso de los Ganadores: Axel Kicillof no entiende su rol, fue con un discurso de barricada, generando gestos incómodos de la fórmula presidencial ganadora y de quienes estaban arriba del escenario. Cristina Fernández fue breve y cortante, hizo 2 pedidos (1) Responsabilizó a Mauricio Macri por la herencia financiera que recibirá el kirchnerismo y (2) Pidió no a todas las “tribus” peronistas no volver a dividirse (abre el paraguas). Alberto Fernández fue el más conservador, lanzando un llamado para sumar dirigente, legisladores o grupos de votantes que perdieron. Va por su propia “Transversalidad” para las Legislativas de 2021.

Banco Central: La ampliación del “cepo” cerca de la medianoche (reduciendo la capacidad de compra de las Personas Físicas con cuenta bancaria a sólo 200 dólares mensuales y 100 dólares en efectivo, no acumulables; es una confirmación que la norma fue consensuada con el kirchnerismo. No se descartan nuevas medidas, que se estarían redactando en la madrugada y se anunciarían en la conferencia de prensa de las 8.30hs del titular de la entidad, Guido Sandleris.

Conclusiones:

 Alberto Fernández ganó, se impuso su capacidad negociadora y de tejer alianzas cuasi imposible entre opuestos; pero nadie le dio un “cheque en blanco”. Si no hace las cosas bien, puede perder el “poder delegado” que le otorgó, circunstancialmente, Cristina Fernández.

 La puja de poder entre Alberto Fernández y Cristina Fernández será central en el armado de Gabinete y en los primeros meses de gestión. El gran desafío será el armado de listas para las Legislativas de 2021.

 El futuro de Alberto Fernández correrá la misma suerte que con Mauricio Macri: Dependerá del éxito o fracaso económico.
 Lejos quedaron las aspiraciones de Alberto Fernández de superar el 54,11% de los votos que obtuvo Cristina Fernández en 2011. Sin duda, eso marcará la relación entre ambos. Todavía “la que tiene los votos”, sigue siendo la ex Mandataria. Y eso la incentivará a retener el liderazgo.

 Cuando se conozca el Primer Gabinete de Alberto Fernández (se cree que es un grupo destinado a pasar al retiro en escaso tiempo, dado el desgaste que tendrán en los próximos meses) se conocerá la verdadera “capacidad de autonomía” que tendrá el futuro Presidente de la Nación.

 Así como Mauricio Macri fue elegido en 2015 por 500.000 votos que le “cedió” el delasotismo, Alberto Fernández sacó 1,5M de los 2M de sufragios que le saco a su contendiente de la Provincia de Buenos Aires. Será Presidente de la Nación por el Gran Buenos Aires.

 El macrismo perdió, pero no fue una catástrofe. Al contrario, mantiene un núcleo duro de votantes muy importante. Si hacen política, quizás tengan chances de reelección en 2023.

 A futuro, es clave para volver a ganar que lo que fue “Cambiemos” no se divida. Lo mismo corre para el Frente “Todos”.

 Habrá pelea para conducir los restos de “Cambiemos”. Mauricio Macri no muestra signos de querer dejar el liderazgo.

 Axel Kicillof gobernará sin mayoría parlamentaria. Deberá negociar con María Eugenia Vidal cada proyecto de Ley que presente. Será un gran desgaste para el primero y gran posicionamiento para la segunda.

 Incierto futuro de María Eugenia Vidal. ¿Fue una buena Gobernadora? Pasará tiempo hasta que se encuentre una respuesta correcta. Juega a su favor que nadie considera que Axel Kicillof vaya a hacer una buena gestión.

 El “sacrificio” de María Eugenia Vidal de incentivar el corte de boleta para retener intendencia bonaerenses dio resultado en Lanús y Tres de Febrero, no tanto en Pilar, Quilmes o Morón. Sin embargo, no deja de ser destacado que el gesto logró retener poder clave en el Gran Buenos Aires.

 El macrismo comienza a encontrar un núcleo de resistencia dura en la Comuna 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano), ni los acuerdos con Luis Barrionuevo y el reparto de dádivas sirvió para ganar la elección.

 Juan Schiaretti es el dueño de Córdoba. El macrismo hizo 30 puntos de diferencia el Frente “Todos”. Santa Fe, el macrismo dio vuelta la elección. Geográficamente se repitió el 2015: el Centro del país es macrista, Norte y Sur son peronistas/kirchneristas. Otra demostración del voto “clasista”.

 Axel Kicillof será un dolor de cabeza para Alberto Fernández. Habrá choques constantes con Verónica Magario. A seguir este tema.