El antecedente más inmediato corresponde a 2012, pero fue severamente cuestionado por el Indec por deficiencias metodológicas, mientras que el de 2004 no incluía a los habitantes del Noreste Argentino y de la Patagonia.

En cambio, ahora, el Ministerio de Trabajo, junto con el Indec, se preparan para iniciar la “gran Encuesta Nacional del Trabajo Infantil, que abarcará a todo el país, a través de un sistema muestral que comprenderá a 38.000 viviendas urbanas de todo el país y 12.000 viviendas rurales, representativas de una población de más de 9 millones de niños”, anticipó en un encuentro con la prensa en la que participó Infobae, el subsecretario de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, José Anchorena.

La muestra abarcará a tres tipos de hogares y con una encuesta que se irá ampliando según si está integrado por dos adultos; dos adultos e hijos menores de 4 años; y con niños de 5 a 17 años.

menores de 15 años, de los que realizan los niños y niñas de 16 a 17 años que forman parte de lo que se los encuadra como “trabajo adolescente protegido”.

Destacó Anchorena que “la encuesta se hará directamente a los adultos, por un lado, y a los menores, por el otro, a quienes se les preguntará que actividades habituales hacen en el día, sea que estudie, trabaje en tareas remuneradas con dinero o especie, en el propio hogar de modo intensivo, o nada”.

A partir de los resultados que se prevé presentar en noviembre, en un panel de la IV Conferencia Mundial de la OIT contra el trabajo infantil que tendrá lugar en la Ciudad de Buenos Aires, se espera relacionar con los perceptores de la Asignación Universal por Hijo; pero principalmente, conocer “cuál es la real incidencia del trabajo infantil y qué actividades hacen los chicos”, dijo el subsecretario de  Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales.