Los ingresos fiscales de julio subieron 31,8% en comparación con el mismo mes del año pasado y alcanzaron los 237.326 millones de pesos, según informó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

De esta manera, los ingresos a las arcas públicas lograron concretar el quinto mesconsecutivo de incremento por encima de la tasa de inflación.

En siete meses la recaudación tributaria aumentó 30,9% interanual, a 1.453.852,7 millones de pesos (1,45 billones). En ese sentido destacó el aporte del IVA, que garantizó ingresos 34,8% superiores a los percibidos en 2016.

Efecto actividad y blanqueo

Destacó el director de la AFIP, Alberto Abad, en conferencia de prensa en la que estuvo presente Infobae, que en “en julio se registró un generalizado aumento por sobre la tasa de inflación interanual, del orden del 22%, en la recaudación del IVA por rama de actividad, entre los que sobresalieron la construcción con alza nominal de 61,7%; servicios de electricidad, gas y agua 52,4%;  información y comunicaciones 57,5%; servicio de transporte y almacenamiento 50,1%; industria 42,8%, y comercio 28,1%, entre otros”.

Pero además, se observó en el desagregado de la recaudación el efecto de la mayor base imponible de Ganancias y sobre los Bienes Personales que generó el blanqueo de activos que cerró en marzo; junto a la adhesión de muchos contribuyentes a los planes de facilidades de pagos que instrumentó la AFIP.

En el detalle del reparto del cobro de impuestos, se observó que en julio las más favorecidas fueron las provincias que vieron incrementadas las transferencias automáticas en 42,5%, con un agregado de $66.533 millones; mientras que la Administración Central recibió 28,7% más que el año anterior; y el Sistema de Seguridad Social fue el menos favorecido, con 25% de incremento.