En una nueva audiencia en la cartera laboral por el Procedimiento Preventivo de Crisis que presentó la
empresa Carrefour, los representantes del Sindicato de Comercio, la empresa y el Ministerio de Trabajo
aseguraron que “se están sumando esfuerzos y explorando alternativas para lograr resguardar los puestos de
trabajo y al mismo tiempo buscando una solución integral que garantice la sustentabilidad de la empresa”.
Estuvieron presentes por parte de la cartera laboral el Secretario de Trabajo, Horacio Pitrau, el Director
Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Adolfo Saglio Zamudio y Karina Palacios, Directora
Nacional de Asociaciones Sindicales; los Dres. Alberto Tomassone y Jorge Barbieri del sindicato de Comercio;
mientras que la empresa estuvo representada por Leonardo Scarone, Director de Asuntos Coorporativos y
Recursos Humanos, Diego Gonzalez, Director de Relaciones Laborales, y los abogados Ariel Emanuel
Cocorullo y Francisco Benegas Lynch.

 

Cómo se sabe, la crisis que afecta a parte de la cadena de supermercados tradicionales por los cambios en los
hábitos de compra de la población, a partir del mayor peso que en los presupuestos adquirieron el pago de los
Bases de negociación
“El acuerdo que se discute incluye lo que nosotros pedimos, ya que no serían 2.700 los puestos de trabajo
alcanzados por el ajuste sino que habrá retiros voluntarios para 1.000 trabajadores, ya que esa es la cifra
que pidieron desde la casa matriz para equilibrar los números en rojo. Los retiros voluntarios serán entre el
110% y 150% del salario para los de mayor antigüedad que tienen en promedio más de 15 años y habrá otros
trabajadores que se retirarán con jubilaciones anticipadas”, había anticipado una fuente gremial a Infobae.
Sin embargo, a la hora de volver a sentarse en la mesa de conciliación las partes, las negociaciones se vieron
trabadas porque según pudo saber Infobae de fuentes confiables que participaron del encuentro en Trabajo: “la
empresa está preocupada por contener el aumento de los costos y que cualquier acuerdo no afecte la
sustentabilidad del negocio”; mientras que del lado de los trabajadores, se insistió “en no afectar las
fuentes de empleo”.
Carrefour posee 605 bocas en 22 provincias: 7 maxis, 79 hipermercados, 126 markets y 398 express. Las
únicas sucursales que podrían cerrarse son las que corresponden a propiedades alquiladas por la empresa.

Al cierre del encuentro se acordó consensuar una nueva audiencia, aunque sin fecha fija. Podría ser el próximo
viernes a las 11, nuevamente en la cartera laboral.

Sin embargo, lo más probable que sea en el curso de la próxima semana, porque “las partes mostraron la
voluntad de consensuar un acuerdo que preserve las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la
empresa, y eso exige un análisis fino de todos los números, y mantener un buen clima de negociación”,
sostuvieron otros participantes del encuentro.