Los presidentes de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), y de la  Confederación Argentina de la Mediana Empresa, (CAME), firmaron con la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS), de conformidad al artículo 3º del acuerdo sellado el 22 de marzo de 2017, un incremento del 6% sobre las escalas vigentesde las remuneraciones básicas del Convenio Colectivo de Trabajo 130/75, tomando como base de cálculo del referido incremento los valores expresados para abril de 2017.

El aumento del 6% complementario al 20% que se había acordado en marzo de 2017, pagado en dos tramos no acumulativos de 10% en abril y julio de ese año, “será de aplicación a todas las empresas y establecimientos y para todos los trabajadores comprendidos en las mismas y bajo el régimen de jornada completa. Favorecerá a 1.150.000 personas, el gremio más numeroso”, destacó a Infobae el secretario de la CAC, Mario Grinman.

El 6% complementario se abonará en forma remunerativa y no acumulativamente distribuido en 2% del total, a partir de enero; 2% en febrero, y 2% a partir de marzo próximo.

 

Empresarios y sindicatos acordaron abrir la nueva paritaria para 2018

En el mismo acto, el sector empresario, representado por el presidente de la CAC, Jorge Di Fiori, el titular de la CAME, Fabián Tarrío; y el sector sindical, encabezado por el secretario general Armando Cavalieri, firmaron el acta en la que acordaron pedir la apertura de la paritaria salarial para 2018 a partir de abril, ofreciendo hasta un 15% de incremento salarial para el referido período sobre las escalas salariales vigentes a la fecha de concretar el acuerdo paritario.

“Como ocurriera en 2017, no se habló de cláusula gatillo por desvío de la inflación real respecto de la pauta que fijó el Gobierno en 15%”, dijo a Infobae Grinman.

Sin embargo, consideró el mercantil que como entonces “es pobable que se acuerde analizar si corresponde una compensación en octubre, que no aplicó porque aún se estaba dentro de la meta, o en enero, como ocurrió ahora, pero en ningún caso se habló de cláusula gatillo”.

En 2017, con una meta de inflación del 12% a 17%, Comercio logró cerrar dos aumentos de 10% con base en marzo; el primero en abril y el segundo en julio, para compensar el desfase del año anterior. Pero como la inflación real fue del 24,8%, se acordó un complemento del 6% sobre el nivel de ocho meses antes, equivale a un 5% sobre el salario de convenio de diciembre último.

Ahora que la meta recalibrada de inflación es de 15%, esto es 10 puntos menos que la efectiva del año anterior, las partes acordaron abrir la nueva paritaria en marzo con una de incremento máximo de cinco puntos menos que en el convenio anterior, probablemente dividido en dos tramos de 7,5%, en abril y octubre.