Una vez más en el año los ingresos percibidos por la Administración Nacional de Aduanas, principalmente a través del cobro de retenciones sobre las exportaciones, se constituyeron en el factor descollante para que la AFIP lograra completar en agosto 12 meses consecutivos con aumento de la recaudación superior al de la tasa de inflación acumulada en igual período, con desfase de un mes, dado el ciclo de vencimiento de los principales tributos que se generan previamente, con $1.005.306 millones, una suba nominal de 64,2%, que descontado el efecto de la suba del Índice de Precios al Consumidor se tradujo en un incremento real de 8,2 por ciento.

Sin embargo, la actividad económica agregada se mueve en un camino sinuoso desde el comienzo de 2021, con meses con repunte, generalmente los pares, y caída real respecto del mes previo en los impares, y eso repercute parcialmente sobre la capacidad de recaudación por parte de las tres grandes fuentes que alimentan la caja de la AFIP (DGI, Aduana, y Anses) y que luego redistribuye entre la Administración Central y Provincias, por el régimen de Coparticipación Federal de Impuestos; la Anses, para compensar con recursos tributarios las limitaciones para cubrir sus necesidades de caja para pagar los haberes de jubilados y pensionados con aportes y los que año tras año se van sumando a través de moratorias; y otras asignaciones no presupuestarias.

Ese ciclo se manifestó con claridad en el desempeño de la recaudación mensual e interanual en términos reales, habida cuenta de que por cuarto mes seguido se desaceleró la tasa de crecimiento en valores ajustados por inflación, pese a que en agosto se registró récord absoluto para ese mes de la liquidación de divisas por parte de la industria agroexportadora, aunque como sostiene habitualmente la directora general del organismo recaudador, Mercedes Marcó del Pont, “el aumento de la actividad”, junto a los nuevos impuestos permitieron sostener en un alto nivel el total de los recursos tributarios.

Pocas horas antes de la difusión de los datos de recaudación de la AFIP, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 48% de las exportaciones argentinas, anunciaron que “durante agosto las empresas del sector liquidaron USD 3.050 millones, una marca histórica para este siglo en el octavo mes del año. El ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en los primeros ocho meses alcanzó los USD 23.229 millones”. Y destaca que “esa suma mensual refleja, sin embargo, una declinación el 13,4% con respecto a julio y un incremento del 75% en relación con igual mes del año previo”.

El sostenimiento de altos niveles de cosechas de los tres grandes cultivos de la Argentina y sus productos derivados: soja, maíz y trigo, junto al notable aumento de los precios internacionales, posibilitaron esa evolución de los recursos tributarios generados por el principal sector exportador del país, aportó poco más de 8,5% del total de los ingresos de la AFIP, con $85.873 millones y un aumento nominal de 131,9% en los últimos 12 meses.

Los tributos ligados al desempeño reciente de la actividad económica crecieron 74% interanual. Dentro de este grupo, se observaron incrementos en el impuesto a los Combustibles 84,3%; el IVA 75,9%, Internos Coparticipados 60,5% y sobre los Créditos y Débitos bancarios 66%, respecto a este último, aclaran en Economía que continúa vigente la exención al sector de la Salud.

Asimismo, resalta el informe oficial: “El Impuesto a las Ganancias (63,9% interanual) creció en términos reales, incluso bajo los efectos de las recientes reformas implementadas para aliviar la carga tributaria de los trabajadores en relación de dependencia. El impacto del incremento en las deducciones personales sobre las rentas de dichos contribuyentes se vio, además, acentuado por la devolución en concepto de diferencias adeudadas de meses previos”.

Sobre los ingresos al Sistema de la Seguridad Social, en Economía resaltan: “crecieron 63,7% anual, registrando una aceleración por segundo mes consecutivo. El impulso proviene en parte de la recuperación de los salarios tras los distintos acuerdos paritarios. Los Aportes Personales exhibieron una suba de 63,2% y las Contribuciones Patronales 64,3%, pese a que en este último caso están disminuida por las exenciones desplegadas por el Estado Nacional para aliviar la carga tributaria al sector de la Salud, y los que se encuentran en estado críticos del programa Repro II y las provincias del Norte Grande”.

Según la clasificación presupuestaria, la Administración Nacional registró en agosto un aumento de los recursos tributarios recibidos de 77,1%, le siguieron las Contribuciones a la Seguridad Social con 63,6% más; y el conjunto de provincias 57,7% de incremento (EFE)

En los primeros 8 meses de 2021 los recursos tributarios crecieron 67,4% en valores nominales, y 15,8% en términos reales, en comparación con similar período del año previo, con el significativo aporte de las retenciones sobre las exportaciones que se elevaron 172,1%, más el efecto indirecto que generaron sobre las ganancias liquidadas a través de Aduana, IVA y el Impuesto sobre los Débitos y Créditos Bancarios.

Distribución de los recursos tributarios

“En agosto se puede observar un crecimiento en la variación interanual de las transferencias a provincias en términos reales de 4,1%. Esto se debe a la mejora de la actividad en agosto 2021 en relación con el mismo mes del año anterior. Vale recordar que la recaudación en términos reales de agosto de 2020 también había mostrado guarismos positivos en relación con el mismo mes de 2019. Se produce un buen desempeño del IVA y del Impuesto a las Ganancias, que explican este crecimiento”, resalta un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

Y como en el caso de los recursos totales percibidos por la AFIP, las transferencias automáticas a provincias también acusaron una clara desaceleración en el ritmo de incremento interanual: fue 7,1% en mayo; 6% en junio; y en julio se había atenuado a 4,6%, y en agosto medio punto porcentual menos.

En sintonía, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) dio cuenta que “en el acumulado de los primeros 8 meses del año, los envíos automáticos alcanzaron los $2.186.035 millones, 62% más que en igual período del año anterior. En términos reales ello representa un crecimiento acumulado del 10,4%. CABA fue la única jurisdicción que exhibió una tasa de variación real negativa de 54,1%. El consolidado de provincias (sin CABA) exhibió un crecimiento real mayor, del 13,9% en lo que va del año”.