Menospreciar la política cuando se hace política lleva a cometer enorme errores políticos. Gran culpa de esto la tiene Jaime Durán Barba, quien tiene creída a la cúpula del PRO de que los triunfos en las urnas de 2015 y 2017 son resultado de una supuesta “superioridad política” que implica confiar más en el marketing que en la acción política real. Pero no todo es culpa del asesor ecuatoriano: la Casa Rosada salió del triunfo electoral de Octubre con una sobredosis de soberbia y autismo que los condujeron al enorme fracaso político que protagonizó el Gobierno de Mauricio Macri en las horas recientes.

Hay que decirlo con todas las letras: el Gobierno no pudo activar el supuesto “pacto” con los Gobernadores peronistas “amigos”Lejos está “Cambiemos” de tener el control de la Cámara de Diputados, tal como tantas veces sí proclamaron durante el mes y medio pasado; el kirchnerismo todavía tiene un enorme poder de daño y cohesión, más si se le suma a la izquierda en la calle y al debilitado massismo en el recinto; cada proyecto de Ley que se quiera votar los próximos dos años será un“parto” para la Casa Rosada. La única persona que demuestra racionalidad política y, en menos de 6 horas salvó a “Cambiemos” de un derrumbe, es Elisa Carrió.

El Gobierno volvió a caer en la trampa peronista y repitió el mismo error político que cometió en 2016, cuando salió debilitado del intento fallido de subir las tarifas públicas sin Audiencia Pública; lo que fue aprovechado por Sergio Massa para unirse al kirchnerismo y lanzar una reforma propia del Impuesto a las Ganancias, que fue aprobada en la Cámara Baja; ante la impotencia del la Casa Rosada que no supo detener la maniobra.

En aquella ocasión, casi 15 días le costó al Gobierno derribar el proyecto de Ley aprobado en Diputados, impuso el propio en Senadores y volvió a la Cámara Baja para ratificarlo. El costo político, en poder parlamentario y en dinero para las provincias (y para algunos legisladores) fue enorme, dado que en el resto del año apenas si pudo hacer aprobar un pequeño puñado de leyes y, además, el macrismo demostró la debilidad que tiene para operar en el Congreso de la Nación, donde siempre se mueve con los números muy justos.

Ahora, el kirchnerismo y el massismo aprovecharon que el proyecto de Reforma Previsional no tenía ni el acuerdo de Elisa Carrió ni de gran parte del radicalismo (otro error repetido de la Casa Rosada, que lanza propuestas parlamentarias sin consensuar con sus aliados de “Cambiemos”) y que los colectivos sociales y sindicatos “no amigos”estaban a punto para lanzarse a las calles a protestar, dada la crispación creciente que se vive en la oposición desde el Caso Maldonado, seguido por la derrota electoral y el Caso de Villa Mascardi, que terminó con la muerte de Rafael Nahuel.

Que quede claro: el Jueves 14/12 vimos nacer el antimacrismo activo, es decir, el control de la calle de las corporaciones políticas, sindicales y sociales que enfrentan ideológicamente al Gobierno de Mauricio Macri y la creación de una cierta coalición parlamentaria antimacrista, que pondrá en jaque el resto de la Agenda Parlamentaria del Gobierno de aquí en más.

Agitación en el Congreso: habilidad del Frente para la Victoria y la izquierda para aprovechar la torpeza de Cambiemos, que incluyó a Emilio Monzó, titular de la Cámara baja.

Agitación en el Congreso: habilidad del Frente para la Victoria y la izquierda para aprovechar la torpeza de Cambiemos, que incluyó a Emilio Monzó, titular de la Cámara baja.

Este marco crea cierta esperanza en el kirchnerismo de concretar el plan de encabezar el antimacrismo creciente, como una forma de articular una nueva alianza electoral que permita ganar en 2019, tal como en el pasado fueron el Frente para la Victoria y Unidad Ciudadana; pero, en especial, hacer que termine antes de tiempo el Gobierno de Mauricio Macri y evitar que Cristina Fernández de Kirchner termine presa.

De esta forma, el “Club del Helicóptero” que había desaparecido en Octubre, resurgió de las cenizas bajo los pases mágicos dados por la sucesión de errores políticos y la sobredosis de soberbia que inundó a la “Mesa Chica” del macrismo luego del rotundo éxito electoral. Y la idea de“reformismo permanente”, también murió antes de nacer.

El paquete de 11 proyectos de Ley que presentó el Gobierno para las Sesiones Extraordinarias era más que desafiante. La Casa Rosada creyó que por haber ganado las elecciones parlamentarias por tanta diferencia la sociedad le había firmado un “cheque en blanco”, lo mismo que los Gobernadores peronistas cuando firmaron la Reforma Fiscal; pero el PRO no logra entender que el voto propio no supera el 20% del padrón y que otro 20% se sumó en Octubre al oficialismo por su posición antikirchnerista, y que enfrente tiene entre 20% y 40% de la sociedad que ya se comienza a autocalificar como “antimacrista”.

Es malo gobernar desde la soberbia pese a que se tenga razón. Según datos aportados por el rosarino Salvador Distéfano, en 2005 los ingresos de la ANSeS representaban el equivalente de 3,3% del PBI, mientras que los egresos, 4,3% del PBI; así el sistema previsional generaba un déficit del 1,1% que era financiado por el Tesoro Nacional. En ese año, el número de jubilados que habían realizado sus aportes era de 3,3 millones y los pensionados ascendían a 500.000, un total de 3,8 millones de beneficiarios.

En la actualidad, luego de las prebendas lanzadas por el kirchnerismo para ganar elecciones, los ingresos de la ANSeS equivalen al 7,1% del PBI, sus egresos son representan 10,1% del PBI y el sistema previsional genera un déficit del 3% del PBI que debe ser cubierto con deuda emitida por el Gobierno. Si consideramos que este año va a terminar con un déficit de 4,5% del PBI, 66% del rojo fiscal lo aporta el sistema previsional.

De los 3,8 beneficiarios del sistema previsional de 2005, hoy cobran del Estado 8,3 millones de personas. De ellas, 3,2 millones son jubilados que realizaron sus aportes, 3,6 millones son jubilados que accedieron al beneficio vía moratorias (la mayoría no hicieron aportes), y el total de pensiones asciende a 1,5 millones de personas. De esta forma, con 7 millones de trabajadores en el mercado informal que tampoco hacen aportes, nos encontramos con un sistema desfinanciado hoy que, luego de la Reforma Previsional, seguirá igual o más deficitario.

Pese a tener razón, el Gobierno hizo poco por defender su proyecto. Frases vacías como “los jubilados van a ganar más que la inflación”, “no van a perder poder de compra” o “es necesario hacer el ajuste”, se enfrentaron con lemas como “van a robar a los abuelos”, “el dinero que le sacan a los jubilados es para María Eugenia Vidal” o “juegan con el hambre de los más viejos”. Así, se planteó una pelea entre conceptos tibios y otros “calientes”, donde siempre se imponen los segundos. Por eso hoy el rechazo a la Reforma Previsional supera el 65% de la población, según las encuestas que llegaron a la Casa Rosada esta misma semana.

El gasto en jubilaciones aumenta proporcionalmente más que el gasto público total. Gráfico de Economía & Regiones.

El gasto en jubilaciones aumenta proporcionalmente más que el gasto público total. Gráfico de Economía & Regiones.

Acá otro error de análisis del Gobierno: No sólo no entendieron que crisparon a la oposición, sino que minimizaron el descontento creado por la propuesta, pese a que las RRSS (en la jerga así se le llaman a las redes sociales) estaban en llamas con este tema. También minimizaron la crítica al proyecto que difundieron la nueva cúpula de la Iglesia Católica y el Episcopado de Córdoba; así como el guiño que desde el Vaticano se dio a Juan Grabois para llamar a tomar la calle en nombre de Francisco.

Cuando se lanzó la Reforma Previsional, se sostuvo que el Tesoro Nacional se iba a ahorrar $100.000 millones. Luego de varios cambios que se hicieron hasta la fracasada sesión del Jueves 14/12, el ahorro fiscal llegaba a $50.000 millones. Ahora, que se sumó el “bono” de compensación, el ahorro no llega a $45.000 millones¿Valió la pena“quemar” tanto capital político sumado en Octubre por este ahorro “menor” (si consideramos las cifras reales del Presupuesto 2018, que tiene gastos previstos por arriba de los $2 millones de millones)?

Aunque el Gobierno se asegure la aprobación de la Reforma Previsional el lunes 18/12, nada permite esperar que los otros 11 proyectos de Ley que se presentaron en Sesiones Extraordinarias puedan ser aprobados antes del 30/12. Y, además, la Reforma Previsional, como fue modificada, deberá regresar al Senado, lo que implica un “regalo” para que Cristina Fernández de Kirchner haga uno de sus famosos “stand up” y de que el kirchnerismo vuelva a intentar hacer fracasar su tratamiento.

Además, el lunes 18/12, vamos a volver a ver en la calles y en la Cámara de Diputados el mismo escenario del Jueves 14/12, con la salvedad de que el Ministerio de Seguridad fue corrido del operativo de protección del Congreso y será la Policía de la Ciudad la encargada de contener a los colectivos sociales, sindicatos e izquierda foquista, que sin duda, van a volver a arremeter contra el Parlamento.

14/12: Operativo policial en el Congreso Nacional, en el que se reunira la Camara de Diputados para discutir la reforma previsional. Foto: NA.

¿Será capaz la Policía de la Ciudad de evitar que los manifestantes tomen el Congreso?

¿Qué pasa si estos grupos logran superar a la fuerza de seguridad porteña e ingresa a la Cámara de Diputados?

¿Está el Gobierno de Mauricio Macri y su par de la Ciudad de Buenos Aires a pagar el costo político de este escándalo, si se produce?

La advertencia no es aleatoria, por estas horas, en las RRSS, los grupos más violentos están llamando a tomar el Congreso Nacional el próximo lunes 18/12.

Ya este Jueves se vio a miembros de la barrabrava de Chacarita Juniors entre los manifestantes. En La Plata, el intendente ultrakirchnerista de Ensenada, Mario Secco, irrumpió en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires con elementos de la barrabrava de Deportivo Cambaceres. ¿Qué va a movilizar el próximo Lunes el kirchnerismo, o algún gremio poderoso o algún “Barón del Conurbano”?

El Gobierno, que siempre trató de evitar un 20/12 y 21/12 terminó por crear uno el Jueves y puede que haya otro el Lunes. Una parte de la Confederación General del Trabajo promete un paro de 24 horas desde el mediodía. Se está creando un “caldo de cultivo” que puede dar lugar a hechos gravísimos, con consecuencias institucionales impredecibles.

Un párrafo aparte merece el papelón de haber amenazada con sacar la Reforma Previsional por Decreto de Necesidad y Urgencia.

Por un lado, no hubo acuerdo entre el Procurador del Tesoro y la Secretaría Legal y Técnica sobre si el DNU era o no constitucional, un tema repetido, que hace casi dos años hizo que Mauricio Macri fracasara en imponer 2 nuevos miembros de la Corte Suprema de Justicia por esta vía. Queda claro que alguien muy poderoso en la Casa Rosada no tiene en claro cuándo se puede usar o no un Decreto de Necesidad y Urgencia, y que no comprende que firmar un DNU es un signo de debilidad política, no de fortaleza.

Por otro lado, no puede ser que las internas de “Cambiemos” se resuelvan por Twitter. Es innegable que se necesita una mayor institucionalización de la alianza gobernante, que los proyectos de Ley que se mandan al Congreso deben ser consensuados antes de ser presentados en el Parlamento y que la Casa Rosada debe bajar, a su mínima expresión, los “frentes de tormenta” que hoy existen entre el Gobierno de Mauricio Macri y Elisa Carrió, quien si bien dice que no va a romper “Cambiemos”, cada vez aparece más alejada de las decisiones que se toman en Balcarce 50.

La única ventaja que tiene para la Casa Rosada tanta ebullición del mundo político es que poco y nada se habla sobre los problemas macroeconómicos.

El titular del Banco Central, Federico Sturzenegger: ¿La inflación es un fenómeno exclusivamente monetario? Jejejeje.

En una semana, Federico Sturzenegger tuvo que salir a responder a las críticas a la política monetaria que lleva adelante el Banco Central, al tiempo que Juan Carlos De Pablo, por 3ra. vez, y Guillermo Calvo han advertido sobre el fracaso del uso de la herramienta monetaria como único instrumento para bajar la inflación y lanzaron alertas sobre el nivel de endeudamiento que tiene el Poder Ejecutivo.

Pero, además, por la renuncia de Cynthia Pok trastabilló el intento de dotar al INdEC de transparencia y las cifras que produce en el organismo el macrismo comenzaron a ser puestas en dudas. Otra vez un error de comunicación genera efectos políticos, dado que no se explicó claramente lo ocurrido con la especialista. Otro “balazo en el pié” para sumar a la lista.

Tal como se dijo hace una semana: no parece el mismo Gobierno que se impuso en forma contundente en las elecciones de Octubre. La crisis política en que cayó la Casa Rosada esta semana deja en claro que “Cambiemos” es una eficiente máquina electora, pero sigue cometiendo enormes errores en la gestión política. Quizás, al entorno de Mauricio Macri le vendrá muy bien una nueva derrota política esta semana. Así, quizás, con algo de suerte, la soberbia podría ser reemplazada por un poco de humildad.