Por quinta quincena consecutiva, desde que desde el 1 de octubre se fijó el objetivo de expansión de base monetaria cero, respecto del nivel de partida del 30 de septiembre, el directorio del Banco Central cumplió en exceso con esa pauta, pese que desde el inicio de diciembre liberó al mercado, por pedido de los bancos poco más de $92.000 millones.

En  los primeros 15 días de diciembre el promedio acumulado de la base monetaria,circulante en poder del público y depósitos de entidades financieras en el BCRA, alcanzó a $1.273 mil millones, nivel $78 mil millones menor a la meta para esa fecha y $62 mil millones por debajo del objetivo de sobrecumplimiento.

“Para cumplir con su meta, el BCRA subasta diariamente letras de corto plazo, LELIQ. A diferencia de lo ocurrido durante los primeros dos meses del nuevo esquema, no licitará durante diciembre la totalidad del stock de ese instrumento de regulación monetaria sino que, a su vencimiento, cancelará parte de ellos en pesos. De esta forma, los bancos contarán con la liquidez necesaria para hacer frente al aumento estacional de la demanda de pesos”, destaca en su informe la entidad.

El objetivo de base monetaria para diciembre es $1.351 mil millones (promedio acumulado del mes), 6,3% más que la meta para los meses previos, debido a la estacionalidad de diciembre.  De esa forma, la entidad planea sobrecumplir el objetivo en $16.000 millones.

Al cierre de la primera quincena de diciembre, el pasado viernes 14, el promedio acumulado de la base monetaria se ubicó en $1.273 mil millones, $62 mil millones por debajo de la meta de sobrecumplimiento, y la tasa de LELIQ descendió de 60,8% a 59,1% anual a 7 días de plazo, respecto del 29 de noviembre.

En la apertura de la segunda quincena el BCRA liberó $1.520 millones, aunque debió resignar una nueva disminución de la tasa de referencia que subió 3 décimas de puntos porcentuales, a un promedio de 59,41% anual a 7 días.

Se trata de un fenómeno habitual a esta altura del año, por las estacionales necesidades de pesos de las empresas para el pago de aguinaldos, y también del sistema de jubilaciones y prestaciones sociales, los cuales suelen llevarse a cabo la tercer y cuarta semana del mes, como ocurre en junio.

Pagos anticipados de aguinaldos en el sector público

Pero además, a diferencia del año anterior, fuentes del Banco Central, destacan que “en diciembre de 2018 se evidencia un desplazamiento de pagos estacionales a la segunda semana del mes: mientras que en 2017 el medio aguinaldo a los empleados de la Administración Pública Nacional se liquidó entre el 18 y el 20 del mes, este año se hizo entre el 10 y 12. Para los empleados públicos provinciales ocurrió algo similar”.

Adicionalmente, en ese período gravitaron otros elementos idiosincráticos asociados al vencimiento de las Letras del Banco Central que se han reducido a $64.161 millones y al pago del bono compensatorio.

Dado que el objetivo de la autoridad monetaria es satisfacer las necesidades de pesos de las empresas y entes públicos, pero al mismo tiempo evitar que vuelva a repetirse un escenario de volatilidad cambiaria. De ahí la cautela en la liberación de pesos con reducción de las tasas de interés de referencia de mercado.