El ministro de Finanzas decidió mantener la asistencia del principal brazo financiero del Estado Nacional

A través de la Resolución 18 publicada en el Boletín Oficial, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, informó a la sociedad que “en el marco de la programación financiera para el presente ejercicio se ha acordado con las autoridades del Banco de la Nación Argentina, entidad autárquica en el ámbito del Ministerio de Finanzas, que con el producido de los vencimientos de las cuotas de amortización del financiamiento otorgado al Tesoro Nacional en el año 2015, dicha entidad proceda a la suscripción del ‘Bono del Tesoro Nacional en pesos Vto. 2019’ originalmente emitido mediante la Resolución Nº 16-E de fecha 8 de febrero de 2017 del Ministerio de Finanzas (RESOL-2017-16-APN-MF)”.
Sobre esa base, la cartera a cargo de Luis Caputo dispuso la ampliación de la emisión del “Bono del Tesoro Nacional en Pesos vencimiento 2019” por un monto de Valor Nominal Original de hasta $16.678.636.702, los que se colocarán al Banco de la Nación Argentina, al precio técnico de la fecha de cada colocación en 13 tramos, a integrarse el primero de ellos el 23 de febrero de 2017 por un total de $2.696.439.450, y los restantes el sexto día hábil de cada mes comenzando a partir del 8 de marzo de 2017, conforme el siguiente detalle: los nueve siguientes por un monto de $1.348.219.725, el tramo 11 por $1.348.219.727 y los dos últimos por $250 millones cada uno.
La emisión se hará en 13 tramos mensuales, “condicionada a la liquidez del Banco de la Nación Argentina”

La suscripción de los distintos tramos se encuentra condicionada al nivel de liquidez del banco y al cumplimiento de los límites establecidos en la Resolución Nº 76 de fecha 12 de marzo de 2009 del Banco Central de la República Argentina.

Fuentes del Ministerio de Finanzas anticiparon que “no se trata de un nuevo festival de bonos, ni de aumento de la deuda pública, porque la emisión está destinada a mantener el financiamiento al estado con el rescate de bonos con vencimiento en el corriente año y parte del próximo en poder del Banco Nación”.
Sin embargo, el monto de las dos autorizaciones de refinanciación de la deuda a vencer del Tesoro Nacional con el BNA ya es equivalente en conjunto al 10% del déficit financiero previsto en el Presupuesto Nacional. Y la pregunta que surge es si para cubrir el nuevo rojo previsto para 2017 se le pedirá a la mayor entidad financiera del país que suscriba nuevos títulos.

Por Daniel Sticco