La concurrencia de singular salto del tipo de cambio desde fines de abril hasta septiembre, junto con el severo debilitamiento del poder de compra de los salarios y el incentivo al ahorro doméstico que significó la suba de las tasas de interés para los depósitos a plazo fijo, redundaron en un rápido retroceso de la demanda de divisas por parte de familias y también empresas.

Esa es una de las novedades que trajo el Balance Cambiario del Banco Central correspondiente al septiembre pasado.

El informe de la autoridad monetaria dio cuenta de que “el déficit neto de la cuenta ‘Viajes, pasajes y otros pagos con tarjeta’ registró un descenso respecto al mismo mes del año anterior de 62%, explicado por una caída en los egresos superior a la caída en los ingresos”.

La compra de divisas para gastos de turismo internacional totalizaron USD 456 millones, un 53% menos, mientras que los ingresos brutos netos generados por las ventas de los viajeros procedentes del resto del mundo sumaron USD 138 millones, cayendo 11% en comparación con el nivel de un año antes.

De ahí surgió una salida neta de divisas que se atenuó a USD 317 millones, como consecuencia de pagos netos a emisoras de tarjetas por USD 214 millones, egresos netos de aerolíneas y otros  transportistas de pasajeros por USD 52 millones, pagos netos de operadores turísticos por USD 65 millones, levemente compensados por ventas netas de billetes de no residentes por USD 14 millones.

Del total de cancelaciones brutas al exterior por uso de tarjetas, el Banco Central estimó que alrededor de USD 100 millones correspondieron a bienes o servicios pagados por residentes que no estarían vinculados a viajes (comercio electrónico no presencial).

Menos demanda para ahorro

El balance cambiario también detectó disminución en las compras de billetes de residentes: totalizaron USD 2.825 millones, USD 940 millones menos que en agosto, antes de que avanzara la negociación de un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por parte del equipo económico. Fueron realizadas por unos 1.030.000 clientes, mostrando una disminución de 190.000 clientes respecto a lo observado en agosto.

El BCRA estimó que 37% de las compras de billetes (USD 1.040 millones) fueron realizadas por importes de hasta USD 10.000 mensuales por cliente, participación similar a la del mes previo, con un promedio general de USD 2.800 por persona, 11% inferior al del mes previo.

Por su parte, las ventas mensuales de billetes de clientes totalizaron USD 1.631 millones, valor similar al observado el mes previo. Ese total fue concertado por unos 630.000 clientes, máximo valor desde la flexibilización total del mercado de cambios, y que evidenció un aumento de 90.000 clientes con relación a agosto.

Mientras que la formación neta de activos externos por transferencias con cuentas propias en el exterior, conocido como “operaciones en divisas”, totalizó USD 784 millones en septiembre, resultando en un aumento de USD 120 millones con respecto al mes previo.