El organismo nacional de estadística había estimado para el segundo semestre del último año 9,5% en cantidad de personas y 6,8% en hogares

La Dirección General de Estadística y Censos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzó a difundir una nueva serie de nivel de pobreza e indigencia en el distrito, con origen en el primer trimestre de 2016, cuando registró un piso de 17,6% de la población del distrito que no llegó a reunir los ingresos necesarios para comprar una canasta básica de alimentos y servicios; subió al pico de 21,1% en el trimestre siguiente, momento a partir del cual, alineada la con la desaceleración de la inflación se atenuó a 18,1% en los tres meses siguientes. Sin embargo, esa mejora no se sostuvo y subió a 18,9% en el último cuarto del año.

Una progresión similar registró el departamento de estadística de CABA en la medición de los hogares pobres, aunque con tasas sustancialmente menores: partió de 12,3%; subió a 14,7%, luego se atenuó a 12,7%, pero escaló a 13,3% al cierre del año.

La desaceleración de la inflación atenuó la pobreza e indigencia en el tercer trimestre de 2016, pero volvió a subir en el cuarto

En ambos casos se trata de índices que duplican las estimaciones que difundió el Indec para el segundo semestre de 2016 en el distrito porteño, sobre la base de la Encuesta Permanente de Hogares: 9,5% en términos de personas y 6,8% en grupos habitacionales.

“La diferencia con la medición del Indec es que la muestra de nuestro relevamiento es notablemente más amplia que la de la Encuesta Permanente de Hogares. Tiene mayor proporción de familias con ingresos inferiores al promedio general y alto nivel de respuesta. Además, se aplica una diferente ponderación del gasto en el alquiler de la vivienda”, dijo a Infobae el director de Estadística y Censos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, José Donati.

Estratificación de las familias porteñas

El organismo de estadística de la Ciudad también se diferenció del Indec al dar a conocer la división de los hogares por nivel de ingreso medio en seis grupos:

1. En situación de indigencia: Los que tienen un ingreso total mensual que no alcanza para cubrir la Canasta Básica Alimentaria (CBA – Línea de indigencia). Al cierre de 2016 abarcó a 5% de la población del área y a 3,4% de los hogares. Para marzo último el umbral de ingreso para no caer ese estado el organismo de estadística lo estimó en 7.260 pesos.

2. En situación de pobreza no indigente: Los que el ingreso total mensual no alcanza para cubrir la Canasta Básica Total (CBT – Línea de pobreza) pero permite al menos adquirir la CBA, representa el 18,9% en personas y 13,3% en hogares. En marzo esa cesta fue valuada en 14.620 pesos.

3. No pobres vulnerables: Los que el ingreso total mensual es de al menos la CT y no alcanza la Canasta Total (CT) del Sistema de Canastas de Consumo, se estimó en 8,7% de los habitantes del distrito y 8,1% de las familias.

4. Sector medio frágil: Hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos la CT y no alcanza 1,25 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo.

5. Sector medio: Los que tienen un ingreso total mensual de al menos 1,25 veces la CT y no alcanza 4 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo.

6. Sector acomodado: Familias cuyo ingreso mensual es de 4 veces o más la CT del Sistema de Canastas de Consumo.

Por Daniel Sticco