La Secretaría de Transformación Productiva estimó un singular salto de la IED en 2016, pero datos del Indec revelaron una fuerte caída

En un Informe Reservado de 35 páginas que circula en el ámbito del Poder Ejecutivo Nacional que trascendió el fin de semana y al que este lunes Infobae tuvo acceso se destaca que “los ingresos provenientes de la Inversión Extranjera Directa aumentaron en 2016 un 93% con respecto a enero-diciembre de 2015”.

Para llegar a esa conclusión se nutre de los datos de aportes de capital y compra de empresas locales que, asegura, sumaron USD 2.600 millones en el año”.

Sin embargo, esos valores no se corresponden con los que surgen del Balance de Pagos del país hasta el tercer trimestre que difundió el Indec, el cual no sólo daba cuenta de una retracción en nueve meses de un 50%, a USD 4.780 millones, sino que la proyección para todo el primer año del nuevo Gobierno difícilmente haya superado los USD 6.100 millones, apenas 0,04% del total mundial, en contraste con USD 11.979 millones que había alcanzado en el año previo, cuando llegó a representar el 0,07% del total de la Inversión Extranjera Directa en todo el planeta, de acuerdo con la serie del Banco Mundial.

El Gobierno estimó un salto de la IED del 93% en 2016, pero datos parciales del Indec proyectan una baja de 50 por ciento

De esa fuente surge además que desde el regreso a la democracia, en 1983, sólo el Gobierno de la Alianza, encabezado por Fernando de la Rúa, había acusado un rezago de la IED en el primer año de gestión, aunque desde un punto de partida singularmente elevado, como fue el pico histórico de USD 23.988 millones que había registrado en 1999, en pleno punto de máxima del proceso de privatizaciones.

Raúl Alfonsín 1984: mostró un salto de la IED de 45%, aunque con apenas USD 268 millones, que representaron 0,07% del total global, tres centésimas porcentuales más que en 1983;

Carlos Menem 1990 y 1996: se elevó 78% en el primer año de mandato (USD 1.836 millones), y 24%, en igual período de la segunda administración (USD 6.949 millones), a un rango 0,13% en el primer caso y 0,23% en el segundo, del total mundial;

Fernando de la Rúa 2000: se redujo un 57%, a USD 10.418 millones, equivalente a 0,10% del total del planeta al comienzo del nuevo siglo;

Néstor Kirchner 2004: logró un aumento récord inicial de 150%, a USD 4.125 millones, aunque muy pobre sobre el agregado del planeta, apenas 0,03 por ciento;

Cristina Kirchner 2008 y 2012: repitió el desempeño que había registrado su antecesor, con una suba de la IED del 50%, a USD 6.473 millones, aunque mejoró la participación en el total internacional a 0,05% en su primer mandato; en tanto, en el comienzo del segundo gobierno se elevó 41%, a 0,09% del total.

El Informe Reservado que comenzó a circular en los pasillos de la Casa Rosada y por todos los ministerios al comienzo de la segunda quincena de enero dio cuenta de que “los anuncios de inversión de 2016 alcanzaron los USD 45.719 millones, por parte de 245 empresas”. Se trata de las correspondientes a empresas extranjeras, la mayoría radicadas en el país, a las que se agregan otros USD 14.000 millones de inversión en asociación con el sector público.

Sin embargo, la secuencia, que no ofrece un comparativo interanual, no sólo muestra que en lo que va de enero no se movió, sino que desde un pico de USD 16.100 millones que alcanzó en el segundo trimestre de 2016, descendió a USD 14.500 millones en el siguiente y a USD 12.500 en el último cuarto del año.

Por Daniel Sticco