Hasta el 31 de diciembre tendrá vigencia el plan que brinda una ayuda económica no remunerativa a trabajadores de empresas privadas “en declinación”

El Programa de Recuperación Productiva (REPRO) fue creado en julio de 2002 para atender la “Emergencia Ocupacional Nacional”, que se viene prorrogando desde aquel año.
La iniciativa es destinada a “trabajadores que prestan su labor en sectores privados en declinación y áreas geográficas en crisis”, recordó el Ministerio de Trabajo.
Esa cartera justificó la nueva prórroga al señalar que “con el fin de contribuir a la celeridad, economía, sencillez y eficacia, se considera menester” que el Programa siga vigente.

El Poder Ejecutivo aclaró que “las empresas cuyas solicitudes fueran aprobadas se comprometerán a abonar a los trabajadores beneficiarios del Programa el suplemento en dinero necesario para alcanzar el salario vigente establecido para la categoría de que se trate en el Convenio Colectivo de Trabajo aplicable a la actividad correspondiente, a abstenerse de disponer despidos sin causa y por razones de fuerza mayor”.

Las empresas en crisis se comprometen a complementar el subsidio hasta alcanzar el salario vigente
Además, aseguró que se tiene en consideración “las situaciones particulares de las empresas adherentes que cuenten en su nómina de trabajadores con empleados sujetos al régimen de contrato de trabajo de temporada”.
También, puntualizó que no podrán ser beneficiarios del Programa las empresas que se encuentren incluidas en el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL).

Por último, señaló que el pago del subsidio “queda supeditado a la verificación de presupuesto; la falta de pago no otorga a la empresa solicitante derecho a reclamar la liquidación del beneficio”.
La resolución publicada este viernes lleva la firma del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

infobae.com