El Relevamiento de Expectativas del Mercado del Banco Central no acusó cambios significativos en marzo

Pasaron seis meses desde que el Banco Central anunciara su meta de inflación para el año con un techo objetivo de 17% y un piso deseado del 12%, pero los principales referentes del mercado, tanto de las consultoras privadas, como de centros académicos y equipos de economistas de bancos, trabajan con un supuesto de aumento de precios al consumidor en el corriente año levemente superior al 21%; y no creen que baja al rango de un dígito hacia 2019.

Tampoco creen que la actividad agregada pueda alcanzar una tasa de crecimiento de 3,5% como se planteó en el Presupuesto Nacional, sino que, peor aún de una previsión de 3% la recortaron al 2,8 por ciento.

Esos resultados, como promedio simple surgieron del relevamiento que la autoridad monetaria hizo de modo electrónico entre el 29 y el 31 de marzo de 2017, a 52 informantes (3 menos que en febrero), de los cuales 29 fueron consultoras y centros de investigación locales, 15 entidades
financieras de Argentina y 8 analistas extranjeros.

“La inflación minorista correspondientes al IPC GBA nivel general que
publica el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos sugieren que la tasa mensual sería de 1,9% en abril —reflejando la corrección esperada de precios regulados en una décima de punto porcentual— y luego disminuiría a 1,6% en mayo, 1,5 en junio y hasta 1,4% desde agosto”, observa el informe del Banco Central de la República Argentina.

Se prevé que la inflación volverá al rango del 1,5% por mes a partir de junio
Con esa lenta desaceleración, que evidencia mínimos progresos respecto del aumento promedio que se observó en la segunda mitad de 2016, los analistas privados pronostican una variación interanual de los precios para diciembre de 2017 de 21,2 por ciento.

Las previsiones del nivel de tipo de cambio nominal entre el peso y el dólar sugieren una senda moderadamente creciente, aunque estable respecto de lo previsto en los meses previos, a lo largo del período relevado, con un rango promedio proyectado para los próximos 6
meses de 2017 de entre $15,6 y $16,8 por dólar, y un valor esperado para el cierre del año inferior a 18 pesos por unidad.

Por Daniel Sticco