Un estudio privado detectó una apreciable baja respecto del pico de un año antes, pero se mantuvo entre los más altos de la década para ese mes

En el primer mes del año se registraron cesantías en sectores de la producción y también de los servicios, un caso fue el de la panificadora Bimbo
“Los despidos sumaron 9.326, arrojando una caída del 77,8% anual. En enero de 2016, se habían registrado 41.921 despidos, de los cuales casi la mitad habían ocurrido en el sector público”, dio cuenta un nuevo informe de la consultora Tendencias Económicas y Financieras que dirige José Luis Blanco.
El trabajo que se nutre exclusivamente de denuncias sindicales publicadas en los principales medios gráficos del país, dio cuenta de “los mayores despidos se registraron en la construcción, industria textil y del calzado, extracción de petróleo, minería, comercio y otros servicios”.

Las suspensiones también acusaron una disminución en comparación con el pico que habían registrado un año antes, pero se mantuvieron en niveles relativamente elevados: alcanzaron a 5.900 trabajadores, arrojaron una importante baja, del 25% anual.
En ese caso, el recorte de la jornada laboral se localizó principalmente en las actividades textil y automotriz, por la debilidad que mantiene la demanda de Brasil, y la alta oferta de productos importados, y en menor medida en laboratorios, metalurgia y alimentos.
En una economía con más de 18 millones de personas ocupadas es común que se registren cesantías e incorporaciones, de ahí que el dato relevante es conocer el dato neto que se difunde con dos meses de atraso

Alta rotación de personal
Cabe destacar que en una economía que registra más de 18 millones en actividad, de las cuales casi 13 millones de personas se desempeñan en la formalidad, siempre se producen cesantías, propio del riesgo y estacionalidad de cada actividad, pero también se observan incorporaciones por parte de nuevos emprendedores, como de empresas maduras, o que comienzan a salir de la crisis, como es el caso más emblemático por estas horas de la construcción.
De ahí que mientras los técnicos del Ministerio de Trabajo recomiendan “mirar toda la película”, del lado sindical, por el contrario es común que ponga el acento en los despidos, en particular en tiempo de apertura de las negociaciones de mejoras de salarios en paritarias.

 

Por Daniel Sticco