Después de un largo ciclo recesivo que abarcó a casi todo el año anterior, el Estimador Mensual de Actividad Económica del Indec, acumuló en agosto seis meses consecutivo con niveles superiores a los de igual tramo del año anterior y 8 alzas desde noviembre de 2016.

Mientras que en el cotejo intermensual, en ese caso en valores corregidos por estacionalidad, el organismo oficial de estadística registró 4 alzas consecutivas, 0,3% en el último relevamiento.

Un año antes, el estimador del PBI había arrojado una contracción de 1,9%, entonces con una virtual paridad entre sectores que habían comenzado a salir de la recesión y otros que persistían en la senda negativa.

Las ramas más dinámicas en agosto fueron, por lejos, la construcción 11,7%, la industria manufacturera, en particular de bienes de consumo durable, como automotores, 5,6%; y comercio 4,8%; mientras que por debajo del promedio general se ubicaron la actividad inmobiliaria y servicios de alquiler 4%; servicios comunitarios y sociales 2,9%;hoteles y restaurantes 2,8%; transporte y comunicaciones 2,6%, entre otros.

Al cabo de los primeros 8 meses el estimador del PBI del Indec repuntó 2,4%, con lo que neutralizó el efecto de la contracción de 2,2% en igual período del año anterior.

Expectativas de nuevo aumento en septiembre y octubre

Las sendas bajas de la actividad agregada que se registró en el bimestre septiembre – octubre de 2016, de 3,4% 4,3%, respectivamente, anticipan la continuidad del ciclo generalizado de reactivación en las próximas estimaciones.

Ese fenómeno explicaría gran parte del triunfo del gobierno nacional en las legislativas del domingo para renovar cargos de senadores y diputados nacionales.