El umbral de pobreza se había elevado casi un punto porcentual menos que la tasa de inflación que estimaron
las consultoras privadas para el tercer mes del año.
El fundamento de esa brecha negativa con el 2,4% de inflación que estimó el Instituto de Estadística de los
Trabajadores, e incluso un rango algo mayor el consenso del mercado, se explica por el aumento más modesto
de los alimentos y servicios públicos que consumen los sectores de menores recursos en comparación con el
resto de la economía.
De la estimación de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas surge que una familia tipo
compuesta por dos adultos y dos menores necesitó en marzo reunir al menos $509 para no caer debajo del
umbral de pobreza.

Canasta básica alimentaria

Menos subió el valor del umbral de indigencia, definido por el presupuesto necesario para la compra de la
canasta básica de alimentos: 1,3%, a $6.455,70 por mes, equivalente a $215,20 por día.
El relevamiento de precios de bienes y servicios básicos acumuló en el primer trimestre sendos incrementos de
17,9% en el caso de la CBT; y 20,1% en el de la CBA.