La tonificación de la actividad manufacturera no sólo se manifestó respecto de bajos niveles del año anterior, sino también en el cotejo intermensual: 1,9% más que en junio en valores nominales y 1,5% en la serie corregida por estacionalidad.

Los economistas de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas destacan que “todos los bloques ya están en positivo, excepto refinación de petróleo”.

El subibaja del IPI de FIEL

El subibaja del IPI de FIEL

Y además resaltan que ahora “los bienes de uso intermedio en el proceso de otras industrias son los que más aportan a la suba del índice general, desplazando a la de bienes de capital, como máquinas para el agro y camiones, mientras que los bienes de consumo volvieron a recortar la tasa de caída en el acumulado de los siete meses”.

El informe privado dio cuenta de que entre enero y julio el índice de producción industrial a acumuló un incremento de 1,1 por ciento.

“Hacia agosto se espera otra mejora, aunque tal vez algo menos dinámica que en julio”, destacaron los economistas de FIEL en la charla mensual de coyuntura con representantes de empresas asociadas.

Un trimestre con variaciones positivas del IPI FIEL respecto de un año antes

Un trimestre con variaciones positivas del IPI FIEL respecto de un año antes

En el encuentro privado se destacó que “la recuperación fabril lleva diez meses (desde septiembre 2016), con una tasa equivalente anual de 8,7% en comparación con 10,7% promedio para las nueve fases expansivas previas. La dinámica de la recuperación superó a la de las tres expansiones previas: desde enero de 2009 a diciembre 2011 que fue de 8,2%; de septiembre de 2012 a mayo 2013 con 8,4%; y de agosto de 2014 a junio 2015, que fue de 7,7 por ciento”.

También la consultora del Estudio Orlando Ferreres midió un nuevo aumento de la producción manufacturera: 4,5% en los pasados doce meses y 0,6% en comparación con el mes anterior en valores corregidos por estacionalidad.