En un almuerzo del que participó Infobae el CEO de CES, una organización sin fines de lucro que representa a más de 2.400 compañías de tecnología, y quien organiza la CES, la más influyente feria de tecnología que se hace cada año en Las Vegas, explicó por qué hace su primera visita a la Argentina para analizar, junto a expertos locales y periodistas especializados, algunas de las tendencias e hitos del área de la tecnología de consumo, y los efectos sobre el mercado laboral presente, pero fundamentalmente a futuro.

En primer lugar, Gary Shapiro, abogado, escritor y empresario, además de autor de best sellers como Ninja Innovation: The Ten Killer Strategies of the World’s Most Successful Businesses y autor de The Comeback: How Innovation Will Restore the American Dream, enumeró las múltiples razones que lo trajo a la Argentina:

1. “Es un país muy importante desde el punto de vista económico, más ahora que está empezando a crecer”;

2. “Hay una población con gran acceso a la última tecnología; y en crecimiento”;

3. “Es un país con gran cantidad de inmigrantes y diversidad de culturas que son las claves del éxito de los emprendedores e innovadores, porque en los países con estructuras homogéneas las ideas prácticamente no se discuten porque son iguales”;

4. “Está creciendo la tecnología y el acceso a la información con la expansión de la banda ancha”;

5. “Con el nuevo Gobierno se percibe mayor apertura al comercio internacional de bienes y servicios”;

6. “Un alto porcentaje de la población, aún entre los sectores de menores ingresos, tienen teléfonos inteligentes y televisores grandes que les permite estar conectados con la información de todo el mundo”.

– En la Argentina hay un alto porcentaje de desempleados y de trabajadores con ingresos muy bajos que no califican para acceder a un empleo por la carencia educativa que recibieron; y para peor se advierte que las nuevas tecnologías serán destructoras de empleos, ¿comparte que esa población pasará a formar parte de los excluidos?, preguntó Infobae.

–  Creo que la Argentina tiene oportunidades reales para impulsar la industria de la innovación. Está claro que capacitar a los mayores siempre es muy complejo y que mucha gente no se muestra dispuesta a abandonar su lugar de nacimiento para ir a trabajar a otro lado. Sin embargo, es muy importante centrarse en la capacitación de las nuevas generaciones para poderles garantizar que en el futuro tendrán una oportunidad para trabajar. Incluso, podrán tener una buena calidad de vida dedicándose a oficios tradicionales. No se nada de la economía Argentina en particular, pero por lo que veo en los EEUU, creo que las estadísticas oficiales sobre estiman los índices de pobreza e indigencia por ingreso, porque no toman en cuenta la población que dispone de celulares inteligentes, televisores con acceso por cable y satelital en una proporción que no existía hace 40 años; ni tampoco el acceso a becas de capacitación. Además, veo que muchas empresas han comenzado a entender que tiene que ser como universidades para sus empleados, para enseñarles el camino para su carrera laboral.

Gary Shapiro dejó un claro mensaje para los emprendedores: “La innovación viene más del lado de los consumidores que de las empresas. Por eso el que tiene una idea, antes de transformarla en un producto o servicio para luego salir a venderla, debe primero ofrecerla al potencial cliente. Verá que obtendrá una idea diferente, pero superadora. Ahí está la clave del éxito”.