En paralelo con las negociaciones que los funcionarios de Hacienda y del Banco Central mantuvieron en las últimas semanas para alcanzar un nuevo acuerdo de asistencia con el Fondo Monetario, técnicos de Finanzas, bajo la guía directa del ministro Luis Caputo, cerraron diversos programas de créditos con el brazo financiero del FMI, como el Banco Mundial, por USD 1.750 millones.

También se cerró una línea con el Banco Interamericano de Desarrollo por USD 2.500 millones.

Y una tercera, con la CAF  -Banco de Desarrollo de América Latina- por USD 1.400 millones.

“Estos recursos duplican el habitual desembolso anual de estos organismos en Argentina; acompañan el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y amplían la disponibilidad de financiamiento”, destacaron altas fuentes del Gobierno.

Se trata de “nuevas líneas de crédito de rápido desembolso adicionales a los programas existentes por un total de US$ 5.650 millones, a desembolsarse durante los próximos 12 meses.