La aceleración de la tasa de inflación, los aumentos de las tarifas y la devaluación del peso en los primeros meses del corriente no habrían llegado a afectar los hábitos de compra en el conjunto de grandes cadenas comerciales.

Al menos eso es lo que se desprende como primera lectura de los informes mensuales del Indec de ventas en supermercados y shopping correspondiente a febrero:

Supermercados: “Las ventas a precios corrientes en supermercados sumaron $30.134,2 millones, lo que representa un aumento de 22,9% respecto a igual mes del año anterior, y de 1,5% a precios constante en comparación con un año atrás”.

Centros de compras: “Las ventas a precios corrientes alcanzaron un total de $4.491,5 millones, 24,1% superior al nivel de igual mes del año anterior en valores corrientes y de 6,6% a precios constantes”.

Menos que la inflación, pero más en cantidades

En la serie de datos del Indec, sobre la base de las ventas registradas por 2.459 bocas de supermercados que emplearon en febrero en relación de dependencia a 91.907 personas volvió a observarse que pese a que la variación de la facturación agregada se ubicó por debajo de la tasa de inflación, aunque se atenuó la brecha negativa a 2,5 puntos porcentuales, las cantidades reales despachas se elevaron 1,5%, luego de la caída de 3,1% en enero.

La buena noticia es que luego de un largo ciclo de caída real y sostenida del volumen de operaciones, según el indicador de ventas “a precios constantes”, por séptimo mes consecutivo se alternan meses de alta y baja del volumen de compras del conjunto de familias de todo el país que concurren a esos establacimientos.

Las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes en valores nominales fueron: Salta, 28,9%; Santa Fe, 27,0%; Córdoba, 26,5%; y Neuquén, 26,1%, en todos casos superaron la tasa de inflación del 25,4% que acusó el IPC Nacional del Indec.

7 meses con incremento real de operaciones

En el caso de los shoopping las ventas totales a precios constantes acumularon según el Indec más de un semestre con aumento de las cantidades despachadas por las cajas registradoras, pese a que como en el caso de los supermercados, la variación de la facturación se mantuvo tanto por debajo de la inflación como de la variación del tipo de cambio.

En comparación con las ventas de igual mes del año anterior, el Indec reegistró que losrubros con mayor incremento fueron: Electrónicos, electrodomésticos y computación, 40,1%; Ropa y accesorios deportivos, 33,9%; Amoblamientos, decoración y textiles para el hogar, 23,9%; y Juguetería, 20,2 por ciento.