Naturalmente, después de un prolongado ciclo alcista los operadores más avezados esperaban una reconversión de carteras a favor de los papeles del panel general, y en detrimento de los que componen el selecto Merval, determinado por el volumen de negocios.

Sin embargo, noviembre comenzó con ingredientes externos que afectaron el escenario, como el cambio de autoridades en la Reserva Federal de los EEUU, que transmitió la señal de un gradual cambio de política monetaria, esto es el comienzo de una etapa moderadamente alcista de las tasas de interés, siguiendo los pasos de sus pares de Europa.

Junto a eso se agregó la volatilidad de los precios de las materias primas, en particular del petróleo.

En tanto, en la plaza doméstica, la preocupación del Banco Central por cambiar las expectativas de inflación a favor de una mayor desinflación, subió fuertemente la tasa de interés referencia en más de dos puntos porcentuales en un mes. Y se sabe, el principal enemigo de las operaciones de renta variable es el impulso de la renta de los activos con renta fija, como las Lebac y bonos públicos.

Pero eso no fue todo, una comunicación de la Superintendencia de Seguros de la Naciónles anticipó a las compañías del sector que desde el 1 de enero deberán desprenderse de sus tenencias de Lebac, para inducirlas a invertir en bonos de largo plazo.

La combinación de ese combo determinó que por sexta rueda consecutiva la apertura de los negocios en la plaza bursátil reafirmara la senda bajista, inicialmente en un rango del 1,3% en el índice líder; y 1,6% en el panel general, con 59 papeles en baja, 11 en suba y 3 que repiten el valor previo.

Mientras que en la plaza externa, el principal índice de referencia –el promedio industrial Dow Jones– pierde más de 100 puntos en la apertura de Wall Street, como consecuencia del declive en torno a 0,6% –a USD 61,92 el barril de crudo Brent y USD 55,27 el WTI– y las preocupaciones sobre el futuro de la rebaja de impuestos en Estados Unidos seguían afectando la confianza de los inversores.

Pero a a partir de la media rueda, la llegada de órdenes de compras que superaron a la ola de ofertas, provocó un cambio de tendencia al punto de llevar al panel Merval a una suba de 3,4%, y finalmente quedó con ganancia de 2,74%, con 68 papeles con precios mayores a los de la jornada anterior; 11 que se mantuvieron en declive y 13 que repitieron los valores previos.

En la plaza cambiaria, el tipo de cambio al público se negoció con suba de cuatro centavos, a $17,79 para la venta; mientras que para el comercio exterior cotizó a $17,5325 por unidad.