La posición de divisas del Banco Central se elevó en USD 1.815 millones, a USD 51.292 millones, como consecuencia del agresivo programa de emisión de deuda que mantiene el Gobierno nacional, como parte de la estrategia elegida para hacer frente no solo a los abultados vencimientos del año, sino también al déficit fiscal previsto de 4,2% del PBI, y 6% del PBI el financiero, unos USD 30.000 millones.

Se trató de la séptima suba de las reservas en un día en lo que va del año que superaron los USD 1.000 millones, pero luego le sigue un proceso de desagote, de acuerdo con el cronograma de vencimientos de la deuda pública.

 De ahí que si bien la posición de los activos externos volvió a superar los USD 51.000 millones, no alcanzó a equiparar el récord de USD 52.696 millones que se registró el 12 de abril último, una semana antes de que el Gobierno honrara el vencimiento del Bonar X que implicó sacar del sistema USD 4.000 millones, a favor de inversores del exterior.

De todas formas, para los próximos días se espera un nuevo incremento de las reservas del Banco Central superior a los USD 1.000 millones, porque el Gobierno dispuso la ampliación de la emisión de deuda pública por hasta USD 5.000 millones de los Bonar 2024, emitidos originalmente en 2014.

Se trata de los Bonos de la Nación Argentina en Dólares Estadounidenses, que rinden una tasa de 8,75% y que tienen vencimiento en 2024, destinadas a reforzar el Plan Financiero del corriente año y juntar fondos para el año próximo.