A pocos días de haber confirmado el Gobierno una singular aceptación de la reestructuración de la deuda pública externa con acreedores internacionales amparados en la legislación extranjera, principalmente tribunales de Nueva York, y unos días antes de que la Jefatura de Ministros presentara en la Cámara de Diputados el Presupuesto de Gastos y Recursos 2021 y proyecciones macroeconómicas para el bienio siguiente, Poliarquía Consultores volvió a medir el humor de los consumidores para el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella.

El relevamiento hecho entre el 1 y 14 de septiembre arrojó un mapa del humor social muy heterogéneo, con caída del 14% en la Capital Federal, a 38,45 puntos, el más bajo desde mayo; disminuyó notablemente menos en el Interior del país, 52% a 39,11 puntos; y volvió a subir por segundo mes consecutivo, 3% a 41,56 puntos en el Gran Buenos Aires.

Fuente: CIF Universidad Torcuato Di Tella Fuente: CIF Universidad Torcuato Di Tella

Claramente, en el resultado de la medición confluyen factores vinculados con la realidad económica de los sectores que no cuentan con el acceso al asistencialismo del Estado, como los trabajadores formales de medianos y altos ingresos; y los que sí lo tienen, en particular en las zonas más periféricas; habida cuenta de que los indicadores económicos mantuvieron un severo deterioro, más allá de algunas mejoras relativas con el mes inmediato anterior, pero muy lejos de recuperar los niveles de febrero y marzo, y más aún de los observados un año antes cuando la economía ya avanzaba en el segundo año en recesión.

De todas formas, en todos los casos, los índices mantuvieron en septiembre un notable deterioro respecto de los valores previo al decreto del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio que rige desde el 20 de marzo en general, y con modificaciones constantes según el ritmo de irrupción de los contagios de COVID-19 y la capacidad sanitaria para administrarlo en municipios y provincias.

En todos los casos, los índices mantuvieron en septiembre un notable deterioro respecto de los valores previo al decreto del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio que rige desde el 20 de marzo en general

En ese caso, la caída más acentuada respecto de febrero 2020 se detectó en GBA con 9,4%; la cual fue determinante para a disminución en 5,7% del índice nacional, puesto que en CABA se redujo 1,2% y en el Interior del país 0,4 por ciento.

Fuente: CIF de la Universidad Torcuato Di Tella Fuente: CIF de la Universidad Torcuato Di Tella

“Entre los componentes del ICC, el subíndice de Situación Personal baja 1,0%, el de Situación Macroeconómica disminuye 2,8%, y el de Bienes Durables e Inmuebles retrocede 4,1%, siempre respecto al mes anterior”, destaca el informe de la Casa de Altos Estudios.

infobae-image

En la distribución por nivel de ingresos, la confianza del consumidor también arrojó un resultado dispar, se movió a la baja del 6,4% para los encuestados con mayores ingresos, pero aumentó 2,6% para el segmento de los perceptores de menores recursos monetarios, probablemente en este caso por el cobro de los haberes de jubilados y pensionados con incremento de 7,5%, siempre respecto al mes anterior.

Fuente: CIF de la Universidad Torcuato Di Tella Fuente: CIF de la Universidad Torcuato Di Tella

El relevamiento dio cuenta que en el caso de la predisposición a la compra de bienes durables, como automotores e inmuebles, principalmente si bien se mantuvo en niveles mínimos, con índices en el rango de 23% a 30%, también se registró una mejor perspectiva entre los habitantes de Gran Buenos Aires, repuntó 3,9%; mientras se mantuvo en caída de 10,6% en el Interior y 12,9% en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El resultado general fue contractivo en 4,1% de los casos, con 5,3% en la franja de electrodomésticos y 2,2% en la de automotores y casas.