“La producción de acero crudo correspondiente a marzo del 2018 fue de 473.900 toneladas, un 20,8% superior a la de un año atrás. Mientras que las de productos laminadosse incrementó 43,8% a nivel de productos no planos, como tubos, alambres, e hierro para hormigón; pero cayó 7,5% la de planos”; informó la Cámara Argentina del Acero.

El móvil de la reactivación del sector que se encamina a alcanzar los mejores registros en 10 años, es “consistente con la recuperación de la economía,
dependiendo de los segmentos industriales”, destaca la CAA.

Situación de los segmentos industriales

El análisis de mercado de mercado de los expertos de la Cámara Argentina del Acero resalta:

1. La construcción continúa sosteniendo el buen nivel de actividad de los meses previos,motivado por la obra pública principalmente.

2. La rama automotriz mostró un buen nivel de ventas locales y crecimiento en las exportaciones. La producción este año se estima un 16% superior al año 2017.

3. La maquinaria agrícola e implementos empieza a mostrar signos de afectación por la baja de los rindes en la cosecha.

4. Los productos vinculados a la energía continúan su tendencia favorable de la mano de las inversiones en las áreas petroleras, factor que impacta positivamente en los despachos para dicho sector.

Aplicación Sección 232 sobre aranceles al acero

El Informe de la CAA dio cuenta de la expectativa que tiene el sector respecto de “la definición del capítulo ‘sección 232’, un tema por parte del Gobierno del presidente Donald Trump, después de haber concedido la exención temporal hasta mayo. Confiamos en que los esfuerzos que viene realizando el Gobierno Nacional brinden sus frutos, logrando la exención definitiva de
los aranceles al acero y aluminio”.

Cabe recordar que el 9 de marzo, el presidente Trump firmó una
Proclamación sobre la Sección 232, aplicando un 25% de arancel sobre las importaciones de productos siderúrgicos de todos los orígenes, alegando su afectación a la seguridad nacional de los Estados Unidos. La medida entró en vigor el 23 de marzo.

La CAA comunicó que “la aplicación de estos aranceles propuestos impacta en forma directa exportaciones industriales argentinas de tubos de acero sin costura para uso petrolero, que en 2017 totalizaron 220.000 toneladas de tubos. Los tubos para uso petrolero exportados a Estados Unidos, utilizados en pozos no convencionales, son un producto de altísimo valor agregado y complementan la producción de EEUU en este rubro; y son el resultado de inversiones constantes en innovación y desarrollo tecnológico y representan 50% de las exportaciones a ese destino”.