Por Daniel Sticco

El Nivel general del Índice de Precios Internos al por Mayor que elabora el Indec registró en el último mes una suba de 1,9% respecto del mes anterior. Este aumento se explica como consecuencia de la suba de 1,9% en los Productos nacionales y de 0,9% en los Productos importados, en un junio en que el tipo de cambio se elevó un 3% entre extremos, y cobró impulso el alza del petróleo en el mercado internacional.

Significó una aceleración en un punto porcentual respecto de la variación que había acusado en mayo, aun cuando, mantuvo una clara tendencia descendente en comparación con el 2,9% que había acusado el promedio de precios de los productos salidos de los grandes mercados concentradores de productos frescos y de las fábricas, en el caso de las manufacturas industriales, un año antes.
Por el contrario, el Nivel general del Índice del Costo de la Construcción del Indec para el área del Gran Buenos Aires conservó el ritmo de desaceleración, pasó de 1,3% en mayo a 0,9% en junio.

El organismo de estadística comunicó que “este resultado surge como consecuencia del alza de 1,1% en el capítulo Materiales; 0,5% en Mano de obra y de 2,2% en Gastos generales”. El metro cuadrado de construcción de la vivienda unifamiliar subió 0,6% y el de los desarrollos inmobiliarios 1,3 por ciento.
Al cabo del primer semestre los precios mayoristas subieron 7,5%, muy por debajo del 12% que experimentó la inflación para el promedio de los consumidores; en tanto que por el impulso de la demanda de construcciones, tanto de obra pública, como de vivienda privada, el costo de la construcción avanzó en los seis meses 13,1 por ciento.

En los últimos doce meses, frente a una tasa de inflación del 22%, el costo de la construcción se encareció 24,5%, mientras que la moderada suba del tipo de cambio de pesos por dólar, 11%, contuvo el alza del promedio de los precios al por mayor a 14,2 por ciento.