Es habitual observar en los análisis de los expertos que el movimiento alcista de las tasas de interés, como herramienta de política monetaria para contener la inflación y afianzar el proceso de “desinflación”, no genera efectos nocivos sobre el mercado de crédito, principalmente por la baja profundidad del mercado. El total de préstamos de la economía se mantiene por debajo del 12% del PBI.

Los datos de julio del Informe Monetario Mensual del Banco Central mostraron que con el costo del dinero entre medio punto porcentual anual para el descuento de documentos comerciales, a 21,88%, hasta más de dos puntos porcentuales para el caso de los hipotecarios no ajustables por precios a 21,45% anual y en menos de un punto porcentual los prendarios, a 19,48%, en todos los casos como promedio del mes, la colocación de crédito se mantuvo muy dinámica en todas las franjas de la plaza.

“El total de préstamos bancarios, en pesos y moneda extranjera, exhibió en julio un aumento mensual de 3%, destacándose el crecimiento de los comerciales”, con 6,9%, aunque en comparación con un año antes el total de deuda de ese canal subió unos cinco puntos porcentuales más que la inflación, informó la autoridad monetaria.

Mencionan los economistas de la entidad que “si bien el aumento del tipo de cambio peso/dólar en el mes influyó en julio con mayor intensidad que en meses previos, aun sin considerar este efecto la tasa de crecimiento real desestacionalizada de los préstamos comerciales en pesos y en dólares superó la de junio”.

El otro segmento que continuó mostrando dinamismo fue el de los préstamos en pesos otorgados con garantía real, esto es, con el aval de la unidad que se compró, automotores y propiedades inmuebles.

El mercado inmobiliario sostiene la recuperación que inició el año anterior de la mano del crédito

El mercado inmobiliario sostiene la recuperación que inició el año anterior de la mano del crédito

En términos reales y ajustados por estacionalidad, tanto los préstamos con garantía hipotecaria como con garantía prendaria mostraron un crecimiento ininterrumpido desde fines de 2016, revirtiendo varios años de caídas consecutivas.

En términos nominales, las líneas hipotecarias crecieron en julio 5,8% ($4.300 millones), acumulando un aumento de 40% en los últimos doce meses. “El financiamiento en UVA continuó ganando participación en el segmento, representando en el último mes cerca del 80% del total”, informó la autoridad monetaria. Desde el lanzamiento de este instrumento se han otorgado aproximadamente $14.000 millones.

Los créditos prendarios crecieron en el mes 3,9% ($2.600 millones), con una variacióninteranual que superó el 60%, a tono con el dinamismo que mantiene la demanda de automotores, principalmente de importados.

Fuerte impulso de los préstamos en dólares

Los préstamos en moneda extranjera al sector privado acusaron en julio un crecimiento de 8,2%, USD 1.020 millones), que continuó siendo explicado fundamentalmente por los documentos a sola firma, financiaciones asociadas en su mayoría al comercio exterior (principalmente prefinanciación de exportaciones). Alcanzaron un saldo promedio del mes de USS13.300 millones, prácticamente quintuplicando el saldo de diciembre de 2015, momento en que comenzaron a mostrar una tendencia creciente, tras la unificación cambiaria.

Recuerda la autoridad monetaria que “este sostenido crecimiento se produjo mediante la utilización de parte de la elevada capacidad prestable en moneda extranjera que han mantenido las entidades financieras durante los últimos años y que, aun actualmente la liquidez bancaria en dólares se ubica en niveles que superan ampliamente los requisitos de encajes”.

En el período, de la mano de la colocación de deuda pública, los depósitos en moneda extranjera se incrementaron en 9,9%, a un promedio de USD 29.024 millones, USD 2.600 millones más que en junio; mientras que en los últimos doce meses se incrementaron en 89%, unos USD 14.650 millones.