El Índice de Salarios del Indec mostró por sexto mes consecutivo una clara desaceleración en la tasa de
aumento nominal interanual, tanto en lo que respecta al sector privado registrado, como en la administración
pública en su conjunto, mientras que, por el contrario, el ritmo de la inflación siguió el proceso inverso.
Sólo el aporte de una sorprendente agudización de la tasa de crecimiento de las remuneraciones de los
trabajadores en la informalidad, que surge de la Encuesta Permanente de Hogares, posibilitó llegar a un índice
general que se elevó más de un punto porcentual por arriba de la inflación

Sin embargo, el indicador complementario que surge del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), para
una nómina de poco más de 6,2 millones de ocupados en la actividad privada que informa la cartera laboral, dio
cuenta de una suba de 24%, inferior en más de un punto porcentual a la variación del Índice de Precios al
Consumidor.

“La remuneración media de enero de 2018 de los puestos de trabajo en relación de dependencia del ámbito”
privado alcanzó los $28.683, mientras que la mediana fue de $21,845″, informó la Dirección de Estadísticas
Laborales, del Ministerio de Trabajo.

Incipiente cambio de tendencia

Destaca Ergasto Riva, Director General de Estadísticas del Ministerio de Trabajo que “en el promedio de los
últimos 12 a enero la media de los salarios privados subieron 2,7%; y la mediana 3,6%; similar al
incremento de la masa salarial, que agrega el efecto del aumento del empleo neto”.

De todas maneras, la tasa marginal, la correspondiente al último dato, dio cuenta de una clara pérdida del
poder de compra de los salarios, porque a la disminución de la variación nominal, se agregó la señalada
aceleración de la tasa de inflación.

 

Sin embargo, los meses de diciembre y enero resultan ser atípicos, por el inicio del ciclo de paradas de plantas
por vacaciones del personal y tareas de mantenimiento de los establecimientos, las cuales no se repiten en
fechas similares en cada año.
De ahí que para definir un punto de giro del ciclo de recuperación del salarios real que se registró en la mayor
parte de 2017, que contribuyó a una nueva disminución del nivel de pobreza, los expertos de Trabajo
recomiendan esperar a que se complete la serie en el primer trimestr