Marcelo Costa asume la máxima conducción de la Dirección General Impositiva,organismo que genera poco más del cobro del total de tributos nacionales, pese a que el escenario recesivo y la reforma tributaria debilitaron su desempeño en los primeros 9 meses del corriente, en comparación con el impulso de los aduaneros, y, en menor medida de la Seguridad Social, con el propósito de continuar y profundizar la campaña contra la evasión y la simplificación de los trámites de los contribuyentes , informó la AFIP.

Leandro Cuccioli promovió a Costa, basado en su experiencia acumulada con más de 35 años en el organismo y desde el 15 de diciembre de 2015 en la función de subdirector general, en el ámbito de las áreas centrales de la AFIP, con dedicación específica en el área de fiscalización.

Horacio Castagnola, después de una destacada trayectoria en la división de recaudación de impuestos de la AFIP, cuando ingresó en febrero de 2002, hasta agosto de 2008; y tras un breve paso como director ejecutivo del Instituto AFIP hasta febrero de 2009; se venía desempeñando al frente de la DGI con el cargo de “asesor en la Dirección de Asuntos Internacionales”, hasta hoy.

Allí se concentró en asesorar a la DGI y a la AFIP en temas vinculados con la relación de la administración tributaria argentina con entidades y organismos del ámbito internacional, donde se destacó su rol para asegurar el éxito del mayor blanqueo de la historia, entre fines de 2016 y comienzos de 2017.

Además, Leandro Cuccioli promovió a Sergio Rufail, hasta hora a cargo de “Servicios al Contribuyente, a subdirector general de Fiscalización; y Ana Brana como subdirectora general de Operaciones Impositivas.

SISA: el nuevo “scoring” de la AFIP

El organismo recaudador recordó que hasta el próximo 1 noviembre los productores agrícolas podrán revisar su situación y acceder a los nuevos beneficios impositivos, momento a partir del cual comenzará a regir el Sistema Información Simplificado Agrícola (SISA) que, entre otras novedades, incluye un “scoring” para la cadena de producción y comercialización de granos y semillas -cereales y oleaginosas- y legumbres secas.

El “scoring” prevé tres estados posibles. Con el fin de ingresar al SISA con estado 1 (Riesgo Bajo) será necesario estar al día con los regímenes de información aún vigentes: TIRE, Capacidad Productiva, RENSPA agrícola, y las Declaraciones Juradas impositivas.

Destaca la AFIP que quienes sean calificados en estado 1, recibirán un reintegro total del IVA y no se le aplicarán las retenciones del Impuesto a las Ganancias.

Recientemente, la AFIP realizó una inducción a un universo de 12.000 productores y operadores con inconsistencias y solo el 34% corrigió su situación fiscal. En consecuencia, queda un 66% de los mismos con problemas a subsanar y que, al día de hoy, no podrían ingresar al estado uno.

De ahí que durante octubre todos los contribuyentes de esta cadena deberán chequear su situación frente al fisco y cumplir con las obligaciones para poder gozar de los mencionados beneficios.

Cómo es el trámite de ingreso al SISA:

1. El 100% se hace online;

2. Clave Fiscal con nivel de seguridad 3, como mínimo;

3. Haber registrado y aceptado los datos biométricos;

4. Haber informado una dirección de correo electrónico y un número de teléfono particular en el servicio web de “Sistema Registral”;

5. Haber adherido y mantener actualizado el Domicilio Fiscal Electrónico.

Resalta la AFIP que “será migrada automáticamente al SISA la información de quienes se encuentran inscriptos en los registros y regímenes agrícolas anteriores”. De modo que estos contribuyentes deberán verificar la validez de los datos migrados y cumplir con sus obligaciones para alcanzar el estado 1 y así poder acceder a los beneficios que el nuevo sistema establece.