En el cierre del primer gran ciclo de Infobae, “Economías regionales hacia 2018”, en el que participaron gobernadores con un signo diferente al del Gobierno, ministros de Economía, empresarios de fuste y altos referentes de la banca pública, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, sorprendió al auditorio con unas 300 personas cuando comenzó su disertación con una analogía entre el 8 a 0 del triunfo en el último partido de River con Jorge Wilstermann, por la Copa Libertadores, luego de una derrota como visitante por 3 a 0, y su confianza cuando hace más de 21 meses fue convocado por el presidente Mauricio Macri, en que “se iba a producir un cambio histórico, después de décadas en que se hicieron las cosas mal”.

Para eso se valió de mostrar su convicción de que la economía no solo crecerá 3% este año, sino que podrá superar el 3,5% el año próximo, fenómeno que no vio en la última década, y además destacó: “Todos los que hacemos los timbreos comenzamos a percibir que el cambio llegó a la gente, a diferencia de lo que sucedía 8 meses atrás”.

Y también el crecimiento del crédito hipotecario: “40% en agosto respecto del nivel de julio, y otro 20% en lo que va de septiembre, con una perspectiva de llegar a $50.000 millones a fin de año, aunque es el equivalente a 1% del PBI que parece nada frente a 6% promedio en la región”.

Sin embargo, Caputo dijo que su principal preocupación no pasa por cumplir con el plan financiero del año, sino con “combatir a los perólogos, esto es, a los que siempre ven el vaso medio vacío“.

Y agregó son aquellos que “no creían que podíamos resolver la salida del default en 4 meses, y cuando lo hicimos y con una quita del 40%, inferior a más del 70% de los canjes de 2005 y 2010 que tuvieron un alto costo a valor actual; nos decían ‘pero cuánto le va a costar al país'”.

No sólo eso, “también ocurrió con la baja del déficit fiscal, con un levemente sobrecumplimiento de la meta fijada por este año: fue gracias al blanqueo“.

Y, ahora, agregó: “Nos dicen que el crecimiento actual es respecto de la recesión del 2016”. Pero estamos para explicarles y demostrarles que “ahora estamos frente a un cambio que vino para quedarse”, como previamente habían destacado el ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet.