El informe actualizado de colocación de deuda pública al 30 de septiembre de 2017 por parte del Ministerio de Finanzas dio cuenta de un total de emisión con vencimiento a partir de 2018 por unos USD 49.000 millones de valor efectivo, en diferentes monedas, principalmente dólares y pesos, y en otras en Euros y Francos Suizos; y plazos desde uno a 100 años.

Fueron en total de 134 colocaciones, entre Anses, organismos internacionales como el Banco Mundial que preside Jim Yong Kim, el Banco Interamericano de Desarrollo, organismos oficiales, como la Anses, entidades privadas y fondos de inversiones, locales e internacionales, con un menú amplio de títulos y vencimientos extendidos.

En el primer año pleno de Cambiemos también se había registrado más de un centenar de emisiones de deuda pública, incluidos los Adelantos Transitorios del Banco Central, con vencimiento dentro del ejercicio por más del equivalente a USD 10.000 millones; totalizando una cifra levemente inferior a los USD 49.000 millones.

Sin embargo, no toda emisión se tradujo en aumento de la deuda neta habida cuenta de que en 2016 se registraron vencimientos por el equivalente a USD 40.712 millones en concepto de capital; y unos USD 48.100 millones en los primeros nueve del corriente año.

Los ajustes que elevan la deuda bruta

No obstante, en el número final de la variación de deuda pública gravitan otros factores, como las diferencias de cambio y de valuación de los títulos emitidos, así como el efecto de los intereses devengados y de la actualización de las emisiones en pesos con cláusula CER (ajustable por inflación).

De ahí que si bien en 2016 la brecha entre emisión de deuda pública a más de un año de plazo y los vencimientos de capital fue de unos USD 8.000 millones, el informe final de deuda pública del Ministerio de Finanzas arrojó un salto de USD 34.559 millones; unos USD 14.000 millones menos que la colocación del ejercicio. Aunque en términos netos, el incremento se redujo a USD 21.300 millones, porque en ese año las reservas del Banco Central se elevaron en USD 13.200 millones.

Un fenómeno similar se repitió en los poco más de nueve meses de 2017; porque si bien la brecha entre el monto de emisión a más de un año de plazo y el de vencimientos fue inferior a USD 700 millones, el ministro de Finanzas, Luis Caputo dijo en su presentación al Congreso de las pautas de gastos y recursos para el Presupuesto 2018 que al cierre de agosto la deuda pública había ascendido a USD 302.700 millones, unos USD 14.200 millones.

Pero de nuevo, el monto neto fue singularmente menor, porque las reservas en divisas de la autoridad monetaria se incrementaron desde el inicio del año en otros USD 11.500 millones, y agregó otros USD 2.400 millones en los últimos 40 días, al récord de USD 52.856 millones.