El saldo del movimiento de viajeros de todas partes del mundo terminó negativo en USD 8.539 millones; y en más de un millón de personas

La Encuesta de Turismo Internacional del Indec por los pasos de Ezeiza, Aeroparque, Puerto de Buenos Aires y Córdoba, arrojó en el último año el movimiento de más de 5,6 millones de personas, 447 mil más que en 2015, se incrementó 7,9 por ciento.

Sin embargo, pese al sinceramiento cambiario y flotación libre, que eliminó el subsidio de la devolución diferida de cambio del 35% a los residentes por sus gastos fuera del país, la salida de argentinos se incrementó 15,6%, a poco más de 3,34 millones de personas.

El flujo de turismo internacional fue en 2016 negativo en más de un millón de personas

Semejante crecimiento en otro año recesivo se atribuyó a las compras anticipadas al cambio de Gobierno de paquetes turísticos, con un cambio que se sabía que era irreal y que ofrecía una última oportunidad para “viajar barato” por el resto del mundo.

Por el contrario, los ingresos de turistas del resto del mundo por esos pasos declinó en cantidad de personas 1,8%, a 2,26 millones de personas, fenómeno que se atribuye al concepto de “país caro”, por eso la Argentina no aparece como un destino planificado, según surge del relevamiento del Indec: “El 86% de los turistas no residentes viajó a la Argentina sin paquete turístico”.

Esos movimientos determinaron un saldo negativo de poco más de un millón de personas, un 84,3% más que en los doce meses de 2015, cuando fue deficitario en 584.200 personas.
En términos de divisas, la fuga neta en 2016 por el turismo internacionales se elevó en apenas 1,6%, a USD 8.539 millones, en comparación con USD 8.405 millones del año previo.

Los argentinos gastaron 7,9% más que el año anterior, en tanto los extranjeros incrementaron sus consumos en 62,1%, en términos de divisas
Mientras que el gasto de los residentes en el resto del mundo se incrementó 7,9%, a USD 10.129 millones; mientras que los extranjeros que visitaron la Argentina aumentaron sus consumos en el país en un 62,1%, al equivalente a USD 1.590 millones, en comparación con USD 981 millones en 2015, según los datos del balance cambiario del Banco Central de la República Argentina.
En términos de flujo, la estadística del Indec, dio cuenta de que mientras las salidas de argentinos atenuó el ritmo de aumento respecto de los niveles del año previo, desde agosto a diciembre, por el contrario, los arribos de extranjeros consolidaron la reactivación que después de varios meses de contracción, comenzó a registrar también desde agosto pasado.

Por Daniel Sticco