El índice de venta de materiales para las obras públicas y privadas por parte del conjunto de empresas líderes
que conforman el Grupo Construya arrojó en marzo una modesta suba de 2,4% del nivel de un año antes, cuando,
justamente el sector inició el actual ciclo de reactivación, entonces con aumento de 11,2 por ciento.
Si bien el indicador acumuló 13 meses consecutivos con variaciones interanuales positivas, constituyó una
señal de alerta que acusara la menor suba interanual en ese período.

No sólo porque respecto de febrero el nivel ajustado por la estacionalidad negativa de los primeros meses de cada
año experimentó una baja de 0,7%; sino porque implicó un retroceso de más de 11% en comparación con el pico
registrado en noviembre del año anterior.

El índice que mide la evolución de los volúmenes vendidos de ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros
largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes,
sanitarios, grifería y caños de conducción de agua) cerró el trimestre con una mejora del 9,3% interanual, en
contraste con una baja de 0,9% en similar período del año anterior.

Expectativas de los empresarios

Las previsiones de los empresarios para el trimestre marzo a mayo que recogió el Indec indicaban no sólo la
continuidad del ciclo alcista de la actividad sector, sino incluso una aceleración del ritmo.
Sin embargo, en el primer mes de la muestra se observó un notable freno, el cual podría estar asociado a las
dificultades que enfrenta el Gobierno para desacelerar el ritmo inflacionario; el aumento de las tasas de interés de
los créditos hipotecarios; y la menor capacidad de compra de los sectores vinculados con el agro, por el impacto
negativo de la peor sequía en 44 años; entre otros factores.